La nota de flexibilidad permite una interpretación amplia y extensiva tanto del ámbito del convenio arbitral como de la delimitación del objeto de la controversia en el seno del procedimiento arbitral

Resultado de imagen de sala civil tribunal superior justicia madrid

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 26 de septiembre de 2017, desestima una acción de anulación contra un laudo arbitral afirmand, entre otras cosas, que:  “Los árbitros pueden resolver cuestiones que sean consecuencia lógica y obligada de las que se han planteado, conclusiones derivadas de la naturaleza jurídica del compromiso arbitral que se hallan corroboradas por la interpretación que ha de darse al acuerdo contractual delimitador de aquellas cuestiones controvertidas y pendientes objeto de arbitraje; en cuya operación ha de tenerse en cuenta el espíritu y finalidad que haya presidido el negocio infiriéndolos de las circunstancias concurrentes y de la total conducta de los interesados, teniendo importancia muy relevante, la conexión que el acto o negocio guarde con otros que le hayan servido de antecedente. La nota de flexibilidad permite una interpretación amplia y extensiva tanto del ámbito del convenio arbitral como de la delimitación del objeto de la controversia en el seno del procedimiento arbitral, que se extiende a cuantas cuestiones instrumentales o derivadas pudieran surgir en relación a la controversia principal. La congruencia no tiene otra exigencia que la derivada de la conformidad que ha de existir entre la sentencia y las pretensiones que constituyen el objeto del proceso y existe congruencia ahí donde la relación entre estos dos últimos términos, fallo y pretensiones deducidas no estén sustancialmente alteradas (…). La congruencia exigible al laudo se predica de las concretas pretensiones contenidas en los escritos de las partes, y no de las meras alegaciones o argumentaciones aportadas por las mismas en defensa o apoyo de aquellas (…). Lo expuesto, no significa, que se puedan resolver cuestiones distintas, ajenas a lo que fue debatido y sometido a arbitraje, porque si fuera así no estaría previsto como motivo de anulación la causa referida en el ap. c) punto primero del art. 41 LA; ahora bien, para examinar, si el motivo ha de prosperar o no, es preciso además no olvidar que la intervención ha de ser mínima por parte del tribunal, y, que la congruencia de lo resuelto ha de examinarse de forma no rígida sino flexible, atendiendo a lo que fue pretendido por las partes a través de sus alegaciones, y todo ello sin olvidar que la demanda de anulación no es una instancia de apelación a través de la que subsanar errores u omisiones en que pudiera incurrir el laudo para completarlo, ni tampoco una instancia tendente a que se examine la corrección o no de lo resuelto”.

Anulación de un laudo arbitral al admitirse indefensión al no haberse notificado durante la tramitación del arbitraje la identidad de los árbitros

Resultado de imagen de Real Federación Española de Fútbol

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 12 de septiembre de 2017, declara la pertinencia de una acción de anulación contra un laudo arbitral al aceptar la alegación de la demandante que art. 41.1.b) LA de que se le ha provocado una situación de indefensión al no haberle sido notificada durante la tramitación del arbitraje la identidad de los árbitros o miembros del Comité Jurisdiccional de la Real Federación Española de Fútbol , de suerte que no ha podido verificar la idoneidad de los componentes del tribunal arbitral o si, en su caso, estaban incursos en alguna causa de abstención.

No puede indentificarse la falta de motivación o las supuestas incongruencias del laudo arbitral con la motivación desfavorable a los intereses de la demandante en anulación

Resultado de imagen de COMPAÑÍA ESPAÑOLA DE SEGUROS DE CRÉDITO A LA EXPORTACIÓN, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 19 de septiembre de 2017, desestimó una acción de anulación contra un laudo arbitral y un laudo aclaratorio del mismo. Fundamenta la sala su cesión en que la falta de motivación alegada por la demandante “viene a identificar la falta de motivación y las supuestas incongruencias del Laudo con la motivación desfavorable a sus intereses”. Añade la Sala que aunque el “demandante pone de relieve (…) su discrepancia con el contenido y fallo del laudo arbitral, del cual discrepa, considerando que las interpretaciones, manifestaciones, y conclusiones que realiza el árbitro son ilógicas, porque no coinciden con las mantenidas por la demandante, extremo que no podemos entrar a analizar, pues la acción de nulidad entablada, prevista legalmente, no es un recurso de apelación que permita volver a valorar la controversia resuelta por los árbitros”.

Nulidad de varios laudos arbitrales procedentes de la Junta Arbitral de Transporte por haber sido pronunciados por un tribunal integrado por dos árbitros

Resultado de imagen de seur

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 26 de septiembre de 2017, siguiendo la doctrina sentada por la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 11 de junio de 2017, declara la nulidad la nulidad de cinco Laudos  y de cinco Laudos de Corrección de aquéllos pronunciados por Tribunal Arbitral de la Junta Arbitral de Transporte de la Comunidad de Madrid, integrado por dos árbitros por no comparecer uno de ellos. De acuerdo con la Sala “es totalmente coherente con este planteamiento de la ley y de la jurisprudencia la conclusión de que la cláusula arbitral contraria al número impar de árbitros, en cuanto imperativo legal, es nula, como también lo son los laudos dictados al amparo de tales cláusulas. Y ello sin detrimento alguno, claro está, de que quepa asimismo sostener la nulidad de los laudos dictados por un tribunal arbitral distinto del pactado, cuando ese pacto no contravenga normas de Derecho imperativo [art. 41.1.d) LA]. Sentando lo que antecede, no ignora la Sala lo peculiar del caso presente: la Junta Arbitral del Transporte de Madrid ha actuado de acuerdo con una posibilidad reglamentariamente prevista, si bien, lo anticipamos ya, en abierta contradicción con el art. 12.1º de la vigente Ley de Arbitraje. A falta de otro título legal habilitante, la observancia de la norma reglamentaria entrañaría una vulneración del principio de jerarquía normativa recogido en el art. 9.3 CE , debiendo este Tribunal anular el Laudo, ante todo y sobre todo, por infracción del orden público ex art. 41.1º.f) CE”.

Desestimada una acción de anulación basada en la contrariedad del laudo con orden público por no ponderar las circunstancias del caso ni el fin al que subviene la institución de la caducidad

Resultado de imagen de swap

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala de lo Civil y Penal, Sección Primera, de 8 de septiembre de 2017 desestima  la demanda de anulación de un laudo arbitral dictado por un árbitro único designado por la Corte de Arbitraje de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Madrid. En la demanda se alegaba como único motivo de nulidad del laudo arbitral su contrariedad al orden público, en cuanto a la estimación de la excepción de caducidad, por vulnerar el derecho de acceso a la jurisdicción, de acceso a una primera decisión, ya que, según  la demanda, el laudo no ponderó las circunstancias del caso ni el fin al que subviene la institución de la caducidad, tras lo que alega indebida interpretación y aplicación del art. 1.301 Cc. La presente decisión afirma que “no corresponde a esta Sala determinar si considera más acertado atender a la fecha de conocimiento de las liquidaciones negativas o a la de los gastos de cancelación del contrato. Pero no puede calificarse como arbitrario el criterio aplicado en el laudo arbitral, por más que pueda discrepar con el aplicado en resoluciones de algunos Tribunales de Justicia. Y, con independencia de lo anterior, tratándose de un arbitraje de equidad, el árbitro analiza seguidamente la actitud de las partes en la relación jurídica al objeto de llegar a la mayor justicia de la resolución del conflicto, y valora especialmente las exigencias de la buena fe contractual, mediante las que no encuentra explicación al retraso de la demandante en el ejercicio de la acción de nulidad del contrato”.

La sede del arbitraje fijada por el árbitro se acomoda a la debida proximidad entre el lugar donde surge el litigio y el de la resolución de la controversia y su más eficaz ejecución

Resultado de imagen de inmobiliaria aguadulce roquetas de mar

El Auto del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 11 de julio de 2017, declara la  falta de competencia territorial inhibiéndose en favor de la Sala de lo Civil y de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, con remisión de las actuaciones y emplazamiento de las partes para que comparezcan ante dicho Tribunal.  La Sala “no ignora la posibilidad de que el árbitro o la institución arbitral puedan, en su caso, proceder a una determinación arbitraria, e incluso fraudulenta, del lugar del arbitraje y, consiguientemente, de dictado del Laudo… Y que tal proceder haya de conducir a que el Tribunal aprecie su competencia en función de la realidad y no de la apariencia, y que dicho proceder pueda abocar eventualmente a la nulidad del laudo, si el lugar designado produjera la indefensión de alguna de las partes o fuera expresión de un indebido desequilibrio entre ellas (…). Ahora bien; en el presente caso, en absoluto cabe apreciar el menor indicio de irregularidad en la fijación del lugar de dictado del Laudo. Antes al contrario, el Árbitro ha establecido como lugar del arbitraje, que condiciona la competencia para conocer de la acción de anulación y de la ejecución del Laudo, el del inmueble arrendado, que es, por cierto, el foro de competencia territorial indisponible que para litigios similares al resuelto por vía arbitral prevé la LEC (art. 52.1.7 º); sede del arbitraje que se acomoda a la perfección a una búsqueda de la debida proximidad entre el lugar donde surge el litigio y el de la resolución de la controversia y su más eficaz ejecución. A lo que hemos de añadir que ni se alega ni se percibe la menor indefensión o vulneración del principio de igualdad por el lugar donde se ha dictado el Laudo, habiéndose limitado las actuaciones a la remisión de escritos de alegaciones y documentos entre partes todas ellas domiciliadas en la provincia de Almería, sin que conste la celebración de audiencias. En base a lo anterior y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 65.5 de la LEC procede declarar la incompetencia territorial de este Tribunal inhibiéndose en favor de la Sala de lo Civil y de lo Penal del Tribunal Superior de Andalucía, competente territorialmente, acordando la remisión de los autos con emplazamiento de las partes para que comparezcan ante dicho Tribunal en el plazo de 10 días”.

Denegación de extemporaneidad de una acción de anulación aunque los demandantes solicitaron la aclaración del laudo más de un mes después de haber sido notificado

Resultado de imagen de REAL CLUB CELTA DE VIGO 2012

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 19 de julio de 2017 desestima una acción de anulación un laudo arbitral dictado por un árbitro designado por el Tribunal Español de Arbitraje Deportivo. Frente al argumento de que los demandantes solicitaron la aclaración del laudo más de un mes después de haber sido notificado, superando el plazo de 10 días establecido para ese trámite de aclaración, por lo que si el plazo para la formulación de la acción de nulidad se ha contado desde la notificación de la resolución de la pretendida aclaración, estamos ante un recurso extemporáneo, considera la Sala que “aun presentado el escrito de solicitud de aclaración del laudo el 15 de diciembre de 2016, cuando el laudo había sido notificado el mismo 8 de noviembre de 2016, la presentación de la demanda de anulación de laudo arbitral el 5 de enero de 2017 evita cualquier análisis sobre los efectos de esa petición extemporánea de aclaración. En cualquier caso, la demanda iniciadora del presente procedimiento se ha presentado dentro de los dos meses siguientes a contar desde la iniciar notificación del laudo arbitral”