La nota de flexibilidad permite una interpretación amplia y extensiva tanto del ámbito del convenio arbitral como de la delimitación del objeto de la controversia en el seno del procedimiento arbitral

Resultado de imagen de sala civil tribunal superior justicia madrid

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 26 de septiembre de 2017, desestima una acción de anulación contra un laudo arbitral afirmand, entre otras cosas, que:  “Los árbitros pueden resolver cuestiones que sean consecuencia lógica y obligada de las que se han planteado, conclusiones derivadas de la naturaleza jurídica del compromiso arbitral que se hallan corroboradas por la interpretación que ha de darse al acuerdo contractual delimitador de aquellas cuestiones controvertidas y pendientes objeto de arbitraje; en cuya operación ha de tenerse en cuenta el espíritu y finalidad que haya presidido el negocio infiriéndolos de las circunstancias concurrentes y de la total conducta de los interesados, teniendo importancia muy relevante, la conexión que el acto o negocio guarde con otros que le hayan servido de antecedente. La nota de flexibilidad permite una interpretación amplia y extensiva tanto del ámbito del convenio arbitral como de la delimitación del objeto de la controversia en el seno del procedimiento arbitral, que se extiende a cuantas cuestiones instrumentales o derivadas pudieran surgir en relación a la controversia principal. La congruencia no tiene otra exigencia que la derivada de la conformidad que ha de existir entre la sentencia y las pretensiones que constituyen el objeto del proceso y existe congruencia ahí donde la relación entre estos dos últimos términos, fallo y pretensiones deducidas no estén sustancialmente alteradas (…). La congruencia exigible al laudo se predica de las concretas pretensiones contenidas en los escritos de las partes, y no de las meras alegaciones o argumentaciones aportadas por las mismas en defensa o apoyo de aquellas (…). Lo expuesto, no significa, que se puedan resolver cuestiones distintas, ajenas a lo que fue debatido y sometido a arbitraje, porque si fuera así no estaría previsto como motivo de anulación la causa referida en el ap. c) punto primero del art. 41 LA; ahora bien, para examinar, si el motivo ha de prosperar o no, es preciso además no olvidar que la intervención ha de ser mínima por parte del tribunal, y, que la congruencia de lo resuelto ha de examinarse de forma no rígida sino flexible, atendiendo a lo que fue pretendido por las partes a través de sus alegaciones, y todo ello sin olvidar que la demanda de anulación no es una instancia de apelación a través de la que subsanar errores u omisiones en que pudiera incurrir el laudo para completarlo, ni tampoco una instancia tendente a que se examine la corrección o no de lo resuelto”.

La nota de flexibilidad permite una interpretación amplia y extensiva tanto del ámbito del convenio arbitral como de la delimitación del objeto de la controversia en el seno del procedimiento arbitral

Resultado de imagen de permuta financiera swap banco bilbao vizcaya

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, sala Civil y Penal, Sección Primera, de 20 de junio de 2017 desestima una acción parcial de un laudo arbitral al entender que “no existen dudas de que ha existido una estimación parcial de la demanda arbitral, ya que en el Laudo se hace constar que existe estimación sustancial de las peticiones de la parte actora”. Considera la sala que el tribunal arbitral “puede resolver cuestiones que sean consecuencia lógica y obligada de las que se han planteado, conclusiones derivadas de la naturaleza jurídica del compromiso arbitral que se hallan corroboradas por la interpretación que ha de darse al acuerdo contractual delimitador de aquellas cuestiones controvertidas y pendientes objeto de arbitraje; en cuya operación ha de tenerse en cuenta el espíritu y finalidad que haya presidido el negocio infiriéndolos de las circunstancias concurrentes y de la total conducta de los interesados, teniendo importancia muy relevante la conexión que el acto o negocio guarde con otros que le hayan servido de antecedente. La nota de flexibilidad permite una interpretación amplia y extensiva tanto del ámbito del convenio arbitral como de la delimitación del objeto de la controversia en el seno del procedimiento arbitral, que se extiende a cuantas cuestiones instrumentales o derivadas pudieran surgir en relación a la controversia principal.

El TSJ de Madrid desestima una acción de anulación por considerar que el laudo no incurrió en contradicciones internas, ni en arbitrariedad o sinrazón al valorar la prueba practicada, ni vulneró reglas imperativas

Resultado de imagen de Banco Bilbao swaps Permuta Financiera

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala CiVil y Penal, Sección Primera, de 23 de mayo de 2017, desestima una demanda de anulación de un laudo arbitral fundada en diversos motivos. La Sala considera que “la sola lectura de los argumentos contenidos en el laudo revela, de un modo patente, que su discurso no incurre en contradicciones internas, ni en arbitrariedad o sinrazón alguna al valorar la prueba practicada, ni vulnera reglas imperativas, ni propicia -antes al contrario- el menor enriquecimiento injusto de la demandada”.

Anulación parcial de un laudo arbitral por al extender el laudo el ámbito del convenio a la responsabilidad de los administradores

Resultado de imagen de estacion de servicio cepsa andalucía

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 6 de junio de 2017 estima parcialmente una acción de anulación contra un laudo arbitral en arbitraje administrado por la Corte Española de Arbitraje, en aplicación del art. 41.1º c) LA. La Sala estima dos de los motivos de nulidad invocados por la demandante, por falta de convenio arbitral con respecto a la persona de Don G. y “error in negotio“, que una vez producido origina una incongruencia en el laudo impugnado, porque se resuelve en el mismo sobre lo que no se podía resolver, al exceder del ámbito del convenio -la responsabilidad de los administradores en relación con la disolución de la sociedad-. Par la Sala Don G. únicamente tenía la condición de Administrador Solidario de la entidad A., titular de la Estación de Servicio y de Administrador Único de la sociedad “P.” -Propietaria de la Estación de Servicio-, actuando en la firma del contrato de suministro y abanderamiento con CEPSA de 22 de febrero de 2011  (…) y pese a ello, el árbitro entiende que Don G. es responsable y le condena en el Laudo haciendo extensibles al mismo los límites objetivos y subjetivos del convenio arbitral, pero, para ello no acude a la teoría del levantamiento del velo, por lo que este Tribunal -dado el carácter limitado de la acción de anulación-, no puede analizar la extensión de la cláusula arbitral en base al criterio de que una parte que controla una entidad, no se puede refugiar bajo la forma jurídica de dicha entidad separada, cuando en realidad utiliza dicha forma de manera abusiva, para eludir o limitar su responsabilidad; sino que lo hace a través de la teoría de los actos propios o del consentimiento implícito, lo que este Tribunal entiende que debe ser analizado con carácter restrictivo, sobre todo en casos como el analizado en el que entendemos que no ha quedado acreditado que CEPSA contratara con “P.” en la confianza creada por Don G que respondiera por la misma, con evidente infracción de la buena fe contractual”.

El control judicial no puede profundizar en la interpretación efectuada por el árbitro pues de otro modo se adentraría en una indebida revisión del fondo del laudo

Resultado de imagen de Fincas de Baleares."

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 2 de mayo de 2017 desestima íntegramente una acción de anulación. Para la Sala el control judicial del laudo está informado por el principio dispositivo, no puede profundizar en la interpretación efectuada por el árbitro que, así, es función propia y exclusiva suya pues de otro modo se adentraría en una, indebida, revisión de su fondo impropia de un sistema arbitral como el de la LA que proclama que “El laudo produce efectos de cosa juzgada y frente a él sólo cabrá ejercitar la acción de anulación y, en su caso, solicitar la revisión conforme a lo establecido en la Ley 1/2000, de Enjuiciamiento Civil, para las sentencias firmes” (art. 43 LA).

Se admite que el laudo está motivado, aunque la motivación no sea muy extensa, máxime cuando se trate de un arbitraje de equidad

Resultado de imagen de orange españa

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 4 de abril de 2017, desestima una acción de anulación de un laudo pronunciado por la Junta Arbitral Regional de Consumo de la Comunidad de Madrid. Para El TSJ “no hay incongruencia, y en relación a la motivación del Laudo, si bien la misma no es muy extensa, sí suficiente, ya que no podemos obviar que estamos ante un arbitraje de equidad (ex aequo et bono) que significa de acuerdo con lo correcto y lo bueno, o desde la equidad y la conciencia, que se da cuando el Tribunal Arbitral resuelve conforme a sus conocimientos profesionales y técnicos, y puede actuar corrigiendo importantes asimetrías o desigualdades que debidamente justificadas le permiten apartarse de la norma jurídica general, que para un caso específico puede no ser aplicable. De tal manera que las bases de equidad parten de los hechos, los que se evalúan y justifican (pueden derivarse de métodos o técnicas conocidas en el sector) una determinada decisión considerando inclusive las particularidades de la controversia planteada”.

Determinación de la independencia e imparcialidad de los árbitros, tras su comparecencia como testigos en la vista oral

1967 Ctra. de la Costa esquina Celestino Junquera

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, Sala de lo Civil y Penal, de 25 de abril de 2017, desestima una acción de un laudo arbitral basada en varios motivos. Dentro de los fundamentos jurídicos que contiene el fallo, de gran amplitud y profundidad, destaca la inadmisión de la falta de independencia e imparcialidad de los árbitros, tras la comparecencia de los tres árbitros como testigos en la vista oral, pues el Tribunal se sirvió del principio procesal de la inmediación para examinar el fondo y forma de la declaración de los tres árbitros.