Una acción meramente declarativa de competencia desleal no neutraliza la cláusula de sumisión al arbitraje

Resultado de imagen de THAI AIRWAYS INTERNATIONAL PUBLIC COMPANY LIMITED

La Sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona, Sección Decimoquinta, de 20 de octubre de 2017, estima una declinatoria arbitral, sustentada en la existencia de una cláusula de sumisión a arbitraje contenida en el único contrato escrito firmado por ambas partes  titulada “contrato de agencia general de ventas”. En consecuencia declara la falta de jurisdicción del Juzgado de lo Mercantil, y ordena someterse la cuestión al arbitraje pactado. Considera la Audiencia que bajo la apariencia formal del ejercicio acumulado de tres acciones distintas, en realidad la demandante ejercita una acción principal de reclamación de indemnización de daños y perjuicios -daño emergente e indemnización por clientela- que trae causa de un único contrato, acción a la que acumula otra sin ningún contenido concreto, más allá de la mera declaración de la infracción de la Ley de Competencia Desleal, que también puede dilucidarse en el proceso arbitral. Concretamente la Audiencia estima que: “tampoco la acción meramente declarativa de competencia desleal neutraliza la cláusula de sumisión al arbitraje (…).  La competencia desleal no es una materia excluida del arbitraje y la estrecha relación de la acción ejercitada con la acción contractual -tiene por fundamento los mismos hechos- determina que también quede afectada por la cláusula arbitral. En cualquier caso, de entenderse que se trata de una acción autónoma a la que no le alcanza el pacto de sumisión a arbitraje, habría que concluir que la actora no se ha ajustado a las reglas de la buena fe, como exigen los artículos 11.2º de la LOPJ y 247 LEC, dado que habría interpuesto una acción declarativa sin ningún efecto con la única intención de eludir el arbitraje”.

Desestimación de una declinatoria arbitral a partir de la exégesis de la cláusula arbitral

Resultado de imagen de audiencia provincial de toledo

El Auto de la Audiencia Provincial de Toledo, Sección Segunda, de 6 de junio de 2017, declara que “poco más puede añadir esta Sala a la impecable argumentación desarrollada por el Juzgador de instancia en torno al deber que compele a las partes litigantes a cumplir lo estipulado en el contrato firmado (…) en el que se excluye del citado contrato las prestaciones judiciales, señalando que las acciones, intervenciones o actuaciones judiciales serán, con independencia del presente contrato (estipulación primera B), siendo su exégesis sencilla, por la claridad de su enunciado y especificación concreta, limitando la controversia que pueda surgir sobre la interpretación, validez, eficacia o cumplimiento de la presente cláusula en relación con las prestaciones judiciales excluidas del contrato que se someten a un arbitraje de equidad”.

Se estima una declinatoria arbitral por existir una relación clara entre un contrato de montaje de calderas, que incluía una cláusula arbitral, y los trabajos para su correcto funcionamiento

Resultado de imagen de audiencia provincial girona

El Auto de la Audiencia Provincial de Girona, Sección Primera, de 21 de junio de 2017, desestima un recurso de apelación contra el auto dictado por el Juzgado de Primera Instancia  de  en el que se apreció la declinatoria de jurisdicción por haberse sometido las partes a arbitraje. Considera la Audiencia que “si el objeto del contrato era el montaje de calderas, desmontaje de calderas e instalación de las nuevas…, existe una relación clara y directa entre los trabajos contratados y los trabajos que ahora se pretende reclamar, pues ambos están relacionados con el correcto funcionamiento de la nuevas calderas y, en definitiva, del funcionamiento del sistema de calefacción. Podrá o no discutirse si estrictamente estos trabajos que se pretenden reclamar deben o no facturarse a parte, pero tal decisión dependerá de la interpretación del contrato, esto es, debe analizarse cuál fue el alcance del objeto del mismo, el alcance de la garantía estipulada y, en consecuencia, si los trabajos que se reseñan en dichas facturas están bajo el objeto del mismo o, por el contrario, nada tienen que ver con dicho objeto.

La sumisión de la controversia a arbitraje nunca puede alegarse como una excepción dentro de la contestación de la demanda sino que debe de plantearse como una declinatoria específica

Resultado de imagen de audiencia provincial de leon

Así lo declara el Auto de la Audiencia Provincial de León, Sección Segunda, de 28 de septiembre de 2017. De acuerdo con esta decisión: “el art. 63.1º LEC establece la necesidad de plantear mediante declinatoria la falta de jurisdicción del tribunal por estar sometido el conflicto a arbitraje; dicha declinatoria deberá de proponerse, por imperativo del art. 64.1º LEC dentro de los diez primeros días concedidos para contestar a la demanda, mediante el correspondiente escrito exclusivamente limitado a plantear la declinatoria (art. 65.1º), produciendo el efecto inmediato de suspender el plazo para contestar mientras no se resuelva este incidente (art. 64.1º). Ello hay que ponerlo en relación con el art. 11.1º Ley 60/2003, de Arbitraje que exige expresamente, ante la presentación de una demanda ante los tribunales de justicia ordinarios, la formulación de declinatoria por aquella parte que pretenda valerse del arbitraje. Ello implica que la sumisión de la controversia a arbitraje nunca puede alegarse como una excepción dentro de la contestación de la demanda sino que debe de plantearse como una declinatoria específica, y si no se hace en la forma y tiempo previsto en la LEC, será de aplicación la sumisión tácita prevista en el art. 56.2 º del texto procesal, de forma que al no plantear la declinatoria se entiende que el demandado ha renunciado al arbitraje y acepta la resolución del conflicto por los tribunales de justicia”.

Desestimación de una declinaroria arbitral porque la clausula CIMA era de tal claridad que no ofrecía dudas

Resultado de imagen de corte civil y mercantil de arbitraje

El Auto de la Audiencia Provincial de Alicante, Sección Quinta, de 19 de julio de 2017 estima una declinatoria arbitral. Se pedía en el recurso la nulidad de la cláusula de sometimiento a arbitraje pactada en el contrato de llave en mano, porque no permite a las partes intervenir en el nombramiento del árbitro. La cláusula en cuestión, suscrita por las partes, era del siguiente tenor: “Las partes acuerdan que todo litigio, discrepancia, o reclamación resultante de la ejecución o interpretación del presente contrato, o relacionado directa o indirectamente se resolverá definitivamente mediante arbitraje de derecho de conformidad con la Ley 60/2003, de 23 de diciembre. Las partes se someten expresamente a arbitraje institucional ante la Corte Civil y Mercantil de Arbitraje (CIMA), encomendándole el nombramiento del árbitro y la administración del procedimiento arbitral y aceptando asimismo el cumplimiento del laudo arbitral correspondiente. El arbitraje estará a cargo de un solo árbitro, que será nombrado por el CIMA con arreglo a lo dispuesto en su Reglamento”. Tal y como se argumento en la resolución de instancia, la claridad de la cláusula no ofrece dudas interpretativas, porque al referirse a la interpretación, cumplimiento y ejecución de ese contrato las partes se sometieron a la decisión de un árbitro.

Denegación de medidas cautelares solicitadas con anterioridad a actuaciones arbitrales por ser coetáneas a la interposición de una demanda de proceso ordinario frente a la que se planteó declinatoria

Resultado de imagen de audiencia provincial zaragoza

El Auto de la Audiencia Provincial de Zaragoza, Sección Segunda de 21 de julio de 2017 declara que “no nos encontramos ante solicitud de medidas cautelares previas en materia arbitral, sino ante medidas coetáneas a la interposición de una demanda de proceso ordinario frente a la que se planteó declinatoria por falta de jurisdicción por sometimiento a arbitraje que fue estimado por la juzgadora de instancia por auto de 8/3/2017 confirmado por el de esta Sección Segunda de la AP en auto de 6/6/2017, con la consecuencia de no existir el asunto judicial principal del que la petición de cautelares era accesoria, refiriéndose todas las alegaciones del recurso a una petición de medidas cautelares previa a proceso arbitral que no es la ejercitada y que no puede atenderse por este Tribunal por cuanto vulneraría los arts. 216 y 218 LEC en tanto que se pretende una resolución mutando los hechos, acción y pretensión ejercitadas”.

No procede considerar el procedimiento de impugnación de acuerdos sociales como “legal imperativo”, por lo que debe prosperar la declinatoria arbitral

Resultado de imagen de Agencia inmobiliaria xativa

El Auto de la Audiencia Provincial de Valencia, Sección Novena, de 22 de mayo de 2017 confirma una la declinatoria interpuesta sobre la base de la sumisión a arbitraje prevista en una cláusula estatutaria. Para la Audiencia, “la plasmación estatutaria en el año 2001 del acuerdo arbitral integrado en el art. 12 de los Estatutos para la resolución de los conflictos entre socios, o de éstos con la sociedad, en materias de libre disposición, resulta aplicable, sin perjuicio de la remisión a la normativa arbitral vigente al tiempo de la intimación para la designación de árbitros o al tiempo de la formalización del arbitraje, dado que la norma a la que se refiere el precepto (Ley de 5 de diciembre de 1998) ya no está vigente. Teniendo presente cuanto se ha expuesto y no apreciando este Tribunal que procedimiento de impugnación de acuerdos sociales pueda configurarse como ” procedimiento legal imperativo ” – aún atendiendo a la naturaleza indisponible del derecho de información que se invoca – no cabe más que la confirmación de la resolución apelada por la que se estima la cuestión de competencia por declinatoria promovida por la sociedad demandada.