La nota de flexibilidad permite una interpretación amplia y extensiva tanto del ámbito del convenio arbitral como de la delimitación del objeto de la controversia en el seno del procedimiento arbitral

Resultado de imagen de sala civil tribunal superior justicia madrid

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 26 de septiembre de 2017, desestima una acción de anulación contra un laudo arbitral afirmand, entre otras cosas, que:  “Los árbitros pueden resolver cuestiones que sean consecuencia lógica y obligada de las que se han planteado, conclusiones derivadas de la naturaleza jurídica del compromiso arbitral que se hallan corroboradas por la interpretación que ha de darse al acuerdo contractual delimitador de aquellas cuestiones controvertidas y pendientes objeto de arbitraje; en cuya operación ha de tenerse en cuenta el espíritu y finalidad que haya presidido el negocio infiriéndolos de las circunstancias concurrentes y de la total conducta de los interesados, teniendo importancia muy relevante, la conexión que el acto o negocio guarde con otros que le hayan servido de antecedente. La nota de flexibilidad permite una interpretación amplia y extensiva tanto del ámbito del convenio arbitral como de la delimitación del objeto de la controversia en el seno del procedimiento arbitral, que se extiende a cuantas cuestiones instrumentales o derivadas pudieran surgir en relación a la controversia principal. La congruencia no tiene otra exigencia que la derivada de la conformidad que ha de existir entre la sentencia y las pretensiones que constituyen el objeto del proceso y existe congruencia ahí donde la relación entre estos dos últimos términos, fallo y pretensiones deducidas no estén sustancialmente alteradas (…). La congruencia exigible al laudo se predica de las concretas pretensiones contenidas en los escritos de las partes, y no de las meras alegaciones o argumentaciones aportadas por las mismas en defensa o apoyo de aquellas (…). Lo expuesto, no significa, que se puedan resolver cuestiones distintas, ajenas a lo que fue debatido y sometido a arbitraje, porque si fuera así no estaría previsto como motivo de anulación la causa referida en el ap. c) punto primero del art. 41 LA; ahora bien, para examinar, si el motivo ha de prosperar o no, es preciso además no olvidar que la intervención ha de ser mínima por parte del tribunal, y, que la congruencia de lo resuelto ha de examinarse de forma no rígida sino flexible, atendiendo a lo que fue pretendido por las partes a través de sus alegaciones, y todo ello sin olvidar que la demanda de anulación no es una instancia de apelación a través de la que subsanar errores u omisiones en que pudiera incurrir el laudo para completarlo, ni tampoco una instancia tendente a que se examine la corrección o no de lo resuelto”.

En el arbitraje de equidad el margen de actuación del árbitro es mucho más amplio

Resultado de imagen de Servicios Logísticos Portuarios SLP S.A

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 29 de septiembre de 2017, desestima una acción de anulación contra un laudo arbitral. Considera la Sala que “siendo un arbitraje de equidad el margen de actuación del árbitro es mucho más amplio, tal y como hemos visto, limitándose sólo por principios generales de Derecho imperativo que en este caso no pueden considerarse infringidos. Es decir que el árbitro ha resuelto a su leal saber y entender, que es lo que se exige al árbitro de equidad, y adicionalmente fundamentando en Derecho su decisión, pero de una manera que cumple sobradamente con los parámetros que se le exigen como árbitro de equidad, sin que quepa reputar su decisión de arbitraria”.

Desestimación de una acción de anulación sustentada en que el laudo no ha atendido los resultados gravosos  ocasionados para la parte perdedora en relación con la indemnización por los daños y perjuicios sufridos

Resultado de imagen de VODAFONE ESPAÑA, S.A.U cataluña

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 7 de septiembre de 2017, desestima una acción de nulidad  basada en que el laudo no se ha ajustado a lo pactado por las partes y no se han atendido los resultados gravosos  ocasionados para la parte perdedora en relación con la indemnización por los daños y perjuicios sufridos. La Sala considera que  “en el desarrollo del proceso arbitral se ha seguido el procedimiento exigible y, por otra parte, no puede ser objeto de revisión en cuanto al fondo del asunto, la petición del actor pretendiendo que la Sala realice una nueva valoración de la prueba y de la indemnización que le ha sido concedida, por ser una cuestión que no puede revisar este Tribunal por el cauce de la demanda de anulación que tiene (…), unos motivos tasados, procediendo, por ende, su desestimación.

Anulación de un laudo arbitral al admitirse indefensión al no haberse notificado durante la tramitación del arbitraje la identidad de los árbitros

Resultado de imagen de Real Federación Española de Fútbol

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 12 de septiembre de 2017, declara la pertinencia de una acción de anulación contra un laudo arbitral al aceptar la alegación de la demandante que art. 41.1.b) LA de que se le ha provocado una situación de indefensión al no haberle sido notificada durante la tramitación del arbitraje la identidad de los árbitros o miembros del Comité Jurisdiccional de la Real Federación Española de Fútbol , de suerte que no ha podido verificar la idoneidad de los componentes del tribunal arbitral o si, en su caso, estaban incursos en alguna causa de abstención.

No puede indentificarse la falta de motivación o las supuestas incongruencias del laudo arbitral con la motivación desfavorable a los intereses de la demandante en anulación

Resultado de imagen de COMPAÑÍA ESPAÑOLA DE SEGUROS DE CRÉDITO A LA EXPORTACIÓN, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 19 de septiembre de 2017, desestimó una acción de anulación contra un laudo arbitral y un laudo aclaratorio del mismo. Fundamenta la sala su cesión en que la falta de motivación alegada por la demandante “viene a identificar la falta de motivación y las supuestas incongruencias del Laudo con la motivación desfavorable a sus intereses”. Añade la Sala que aunque el “demandante pone de relieve (…) su discrepancia con el contenido y fallo del laudo arbitral, del cual discrepa, considerando que las interpretaciones, manifestaciones, y conclusiones que realiza el árbitro son ilógicas, porque no coinciden con las mantenidas por la demandante, extremo que no podemos entrar a analizar, pues la acción de nulidad entablada, prevista legalmente, no es un recurso de apelación que permita volver a valorar la controversia resuelta por los árbitros”.

Nulidad de varios laudos arbitrales procedentes de la Junta Arbitral de Transporte por haber sido pronunciados por un tribunal integrado por dos árbitros

Resultado de imagen de seur

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 26 de septiembre de 2017, siguiendo la doctrina sentada por la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 11 de junio de 2017, declara la nulidad la nulidad de cinco Laudos  y de cinco Laudos de Corrección de aquéllos pronunciados por Tribunal Arbitral de la Junta Arbitral de Transporte de la Comunidad de Madrid, integrado por dos árbitros por no comparecer uno de ellos. De acuerdo con la Sala “es totalmente coherente con este planteamiento de la ley y de la jurisprudencia la conclusión de que la cláusula arbitral contraria al número impar de árbitros, en cuanto imperativo legal, es nula, como también lo son los laudos dictados al amparo de tales cláusulas. Y ello sin detrimento alguno, claro está, de que quepa asimismo sostener la nulidad de los laudos dictados por un tribunal arbitral distinto del pactado, cuando ese pacto no contravenga normas de Derecho imperativo [art. 41.1.d) LA]. Sentando lo que antecede, no ignora la Sala lo peculiar del caso presente: la Junta Arbitral del Transporte de Madrid ha actuado de acuerdo con una posibilidad reglamentariamente prevista, si bien, lo anticipamos ya, en abierta contradicción con el art. 12.1º de la vigente Ley de Arbitraje. A falta de otro título legal habilitante, la observancia de la norma reglamentaria entrañaría una vulneración del principio de jerarquía normativa recogido en el art. 9.3 CE , debiendo este Tribunal anular el Laudo, ante todo y sobre todo, por infracción del orden público ex art. 41.1º.f) CE”.

Rechazo de una acción de anulación contra un laudo arbitral por considerarse que la demandante pudo hacer valer sus derechos durante el proceso arbitral

Resultado de imagen de Cámara de Comercio de Cuenca

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 18 de septiembre de 2017 desestima una acción de anulación de un laudo arbitral en arbitraje administrado por la  Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Cuenca. La Sala rechaza la alegación del demandante en el sentido de que no pudo hacer valer sus derechos en el proceso arbitral por cuanto que la pericial contable sobre la que procede la liquidación de la mercantil se ha practicado con la exclusiva aportación de material e intervención de la contraparte sin que la actora haya podido adverar ni conocer el soporte documental de la misma y cómo el perito alcanza las conclusiones que expone en su informe, pese a alegarlo en su momento. Considera la Sala que “no puede asumirse que la demandante haya sufrido indefensión alguna. De una parte porque la Ley procesal civil prevé en el art. 345 LEC el derecho de la parte a estar presente en el momento del reconocimiento de las personas, lugares y objetos que van a ser objeto de reconocimiento u observación por los peritos, que en ningún caso se interesó por la demandante; y, sobre todo, considerando la condición de socio y administrador solidario de la mercantil cuya liquidación es objeto de arbitraje, pues estimamos que es con ese carácter con el que la parte debió actuar en la vida social para conseguir mediante el ejercicio de sus derechos de socio reconocidos por la ley de sociedad de capital (entre otros, la solicitud de convocatoria de juntas de socios, derechos políticos e información) aprobar o al menos conocer la documentación cuyo contenido ahora se pretende ajeno. Lo cierto es que el perito manifestó sobradamente haber comparecido en el lugar de trabajo de la mercantil y haber accedido a la contabilidad mercantil y bancaria de la empresa (…) y aun partiendo de que no han sido legalizadas en forma, asume que la sociedad ha observado los principios contables aceptados dando cumplimiento a las normas que establece el Código de Comercio y haber emitido el dictamen conforme a su leal saber y entender sin que en ningún caso se hayan desvirtuado por la demandante los fundamentos de su informe”.