Competencia de los tribunales españoles a partir de lo dispuesto en un conocimiento de embarque

Resultado de imagen de conocimiento de embarque

El Auto de la Audiencia Provincial de Castellón de La Plana, Sección Tercera, de 23 mayo de 2017 estima en parte un recurso de apelación formulado contra un Auto dictado del Juzgado que había declarado su falta de jurisdicción. Entre otras consideraciones, la Audiencia afirma que “el conocimiento de embarque que regula el transporte marítimo (arts. 246 y ss Ley 14/2014, de 24 de junio, de Navegación Marítima ) en relación con el cual se ha formulado la reclamación obra a los folios 18 y siguientes y la cláusula en que se funda la cuestión de competencia y, en definitiva, la decisión judicial de instancia ahora controvertida es la epigrafiada como ‘4. Law and jurisdiction‘ (…) ‘Ley y Jurisdicción. Las controversias que surjan de o en conexión con este conocimiento de embarque se determinarán exclusivamente por los tribunales y de acuerdo con la ley del lugar donde el porteador tiene su principal lugar de negocios, como se indica la página uno, salvo lo dispuesto aquí en otra parte’. (…), por lo que con arreglo a dicha cláusula, integrada con estos datos, las partes se someten a los tribunales de Rotterdam. Aduce la apelante que la cláusula de expresa sumisión transcrita se refiere únicamente a las controversias que tengan relación con el conocimiento de embarque, mientras que la reclamación planteada en este procedimiento no se refiere en puridad a éste, sino a los perjuicios ocasionados por la demora en la descarga de la mercancía en el puerto de destino, que achaca a las demandadas. Carece de virtualidad esta alegación. Entendemos que la mención en la repetida cláusula a las controversias que surjan o en conexión (arising out of or in connection) con el conocimiento de embarque no se refiere únicamente a las que tengan su origen en la aplicación o interpretación del mentado documento, como parecer entender la recurrente; así podría ser si la referencia fuera únicamente a las diferencias “que surjan” del mismo. Pero la expresión “o en conexión” es más amplia y entendemos que abarca toda controversia, litigio o diferencia que se provoque en el ámbito del transporte contratado. Y no cabe duda de que la reclamación de una indemnización por la demora en la descarga no es extraña a dicho transporte marítimo. El día 20 de diciembre de 2012 se publicó en el DOUE el Reglamento (UE) núm. 1215/2012, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de diciembre de 2012, relativo a la competencia judicial, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil, que entró en vigor el 10 de enero de 2015 y cuyo contenido, esencialmente su art. 25, ha servido de base al juez de instancia para dictar la resolución apelada, al ser de fecha posterior la incoación del procedimiento, sin que este extremo haya sido cuestionado en el recurso”.

La eficacia de una cláusula de sumisión a tribunales extranjeros en el ámbito del transporte marítimo debe realizarse de forma individualizada para cada supuesto en concreto

Resultado de imagen de tribunales de Hong Kong

El Auto de la Audiencia Provincial de Valencia, Sección Novena, de 15 de mayo de 2017, considera no mediando cláusula sumisoria a Tribunales de un Estado de la Unión Europea, ni estando atribuida exclusivamente la competencia a los Juzgados de Hong Kong en virtud de convenio internacional aplicable, y no siendo de aplicación el Reglamento 1215/2012, procede la aplicación al caso de los arts. 468 y 468 de la Ley de Navegación Marítima que nos conducen a la revocación de la resolución apelada y desestimación de la declinatoria. La Audiencia no acepta ” los argumentos esgrimidos por la demandada relativos a la conveniencia para la actora de acudir a litigar concretamente a Hong Kong por el hecho de ser un importante centro de negocios y jurídico de Asia o la razonabilidad de tal fuero por la propia presencia de la demandada en China, o la pretendida ‘accesibilidad’ a tales tribunales por razón de que la demandante viajara a dicho país en febrero de 2014 para mantener relaciones comerciales, o finalmente por ser de aplicación el mismo régimen normativo a la solución del fondo de la controversia (Reglas de la Haya-Visby)”.

Falta de acreditación el contrato de préstamo fuera nulo, conforme a la ley en que fundamentó su acción

La Sentencia de la Audiencia Provincial de San Sebastián-Donosti, Sección Segunda de 14 de marzo de 2017, desestima un recurso de apelación en un asunto derivado de unos perjuicios, ante los intereses derivados de un préstamo solicitado a la entidad CSJC Maritime Trade Port of Khatanga, para hacer frente a la garantía exigida. No se aprecia la nulidad de ese contrato de préstamo y no se ha justificado adecuadamente el referido pago de esos intereses. Por tal razón, para la Audiencia es evidente que la alegación verificada por el  apelante, en el sentido de que se han vulnerado los principios alegados ha de  ser rechazada. Afirma la Audiencia que “ese rechazo, en lógica consecuencia y por la misma razón, ha de conllevar la desestimación del siguiente motivo de recurso (…) conforme al cual sostiene, como ya se ha indicado, que la nulidad del contrato fue instada por la actora conforme a derecho ruso, por lo que plantea la falta de prueba del derecho extranjero (art. 281.2º LEC.), la infracción de la carga de la prueba (art. 217 LEC.) y el rechazo de la pretensión, y que, en el caso de que fuera posible el ejercicio de la acción de nulidad, la mencionada acción se fundamentó en Derecho ruso, al ser la ley elegida por él y la entidad CSJC Maritime Trade Port of Khatanga para regular el contrato de préstamo, siendo así que la actora no ha aportado prueba alguna de que el contrato de préstamo fuera nulo, conforme a la ley en que fundamentó su acción.

Responsabilidad del porteador marítimo por la pérdida de la documentación administrativa en un transporte internacional marítimo

Resultado de imagen de limitacion Responsabilidad del porteador marítimo

La Sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona, Sección Decimoquinta, de 6 de marzo de 2017 resuelve un supuesto de limitación de responsabilidad por la pérdida de la documentación administrativa en un transporte internacional marítimo de mercancias. A tal efecto considera que “la norma general establece una limitación de responsabilidad y, excepcionalmente, se puede superar esta limitación si se constata el comportamiento doloso del porteador o, cuando menos, con dolo eventual. Esta regla traslada a quien reclama la prueba de la concurrencia de esta circunstancia especial”. Sin embargo, en el supuesto de autos “no hay prueba directa de que el porteador hubiera actuado a sabiendas, es decir, no se le puede imputar que hubiera perdido u olvidado esa documentación de la administración sanitaria, imprescindible para poder superar los trámites aduaneros. Tampoco hay prueba directa o indirecta que permita considerar acreditado que el porteador era consciente de la trascendencia de ese documento, es decir, si la ausencia de ese documento determinaba que no pudieran superarse los trámites aduaneros en España, o si dicha falta de documentación no pudiera haber sido de algún modo solventada al llegar al puerto de destino”. Aprovecha esta decisión para considerar que “las Reglas de La Haya-Visby se proponen regular la responsabilidad del porteador marítimo por la pérdida o daños en las mercancías sobre la base de la responsabilidad por culpa, que gira en torno a las obligaciones que el porteador asume en el contrato de transporte y a una relación de causas de exoneración que deben invocarse y probarse, situando la carga de la prueba en el porteador, quien tendrá que probar alguna de tales causas de exoneración (art. 8 LTM y 4.2 de las Reglas de La Haya-Visby). Conforme al art. 4.2º del Convenio (art. 8, párrafo 2º LTM), que establece las causas de exoneración, el porteador no será responsable de la pérdida o daño que resulte (entre otras causas) de un acto u omisión del cargador (apartado i), de cualquier pérdida o daño resultante de vicio oculto, naturaleza especial o vicio propio de la mercancía (m), de los vicios ocultos que escapan a una diligencia razonable (p) o de cualquier causa que no proceda de hecho o falta del porteador o sus empleados, pero la carga de la prueba incumbirá al porteador (q). Por su parte, el art. 6 LTM, establece que el porteador será civilmente responsable de todas las pérdidas, averías o daños sufridos por las mercancías (…) salvo los casos de exoneración de que tratan los artículos octavo y noveno. Se trata de un principio general de responsabilidad por culpa del porteador por incumplimiento de sus obligaciones contractuales y las de su personal auxiliar, asumidas cuando se conviene el transporte en régimen de conocimiento de embarque, y que pueden tener su fuente en el marco legal imperativo o en el contractual”.

Libro póstumo de José Luis Goñi Etchevers: Temas de Derecho marítimo

Resultado de imagen de temas de derecho marítimo

El lunes 12 de diciembre de 2016 se presentó en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.el libro Temas de Derecho marítimo. editado por Aranzadi. Es la obra póstuma de José Luis Goñi Etchevers, abogado, árbitro y referente del Derecho Marítimo en España. Fue colaborador extraordinario del Departamento de Derecho Internacional Privado de la UCM, Profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, Presidente de la Asociación Española de Derecho Marítimo y, sobre todo, un intelectual significado. Temas de Derecho Marítimo es una completa obra que analiza diversidad de cuestiones relacionadas con el Derecho del Mar y con el arbitraje.

Leer más