El TSJ de Madrid anula un laudo arbitral al acreditarse que los demandantes no pudieron hacer valer sus derechos en el procedimiento arbitral

Resultado de imagen de tribunal superior de justicia de madrid

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 28 de noviembre de 2017 (Ponente: Susana Polo García) estima una acción de anulación de un laudo arbitral emanado del Tribunal de Arbitraje Institucional. Considera la sala que “ha quedado acreditado que los aquí demandantes no pudieron hacer valer sus derechos en el procedimiento arbitral, pues lo trascendente no es si la misma alegó o no, sino la total falta de constancia por parte del árbitro de si había sido o no exitosa la notificación a la misma, sin esperar a dictar el Laudo, dentro de un plazo prudencial, no solo para conocer el citado extremo, sino para que fuera viable la posibilidad de presentar alegaciones y proponer prueba por la demanda el último día del plazo concedido para ello, imposibilitando con ello su derecho de defensa, por lo que deben prosperar los motivos de anulación alegados”.

Tras una exhaustiva valoración del fondo del asunto el TSJ de Madrid decide rechazar una acción de anulación frente a un laudo de equidad

Resultado de imagen de imobiliare rezidențiale în România

Tras una exhaustiva valoración del fondo del asunto la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala Civil y Penal, Sección Primera, de 7 de marzo de 2017, rechaza una acción de anulación contra un laudo arbitral. Para el tribunal, a motivación en el arbitraje de equidad, según el leal saber y entender del árbitro, tiene rasgos propios que la definen, de los cuales también conviene dejar constancia antes de analizar la suficiencia y/o la arbitrariedad de la argumentación cuestionada. Derogado el art. 32.2º LA /1988, no es hoy discutible que también en equidad el árbitro ha de motivar. Los Laudos dictados conforme a la Ley de Arbitraje, sean de equidad o de Derecho, han de ser motivados. El tribunal no de aprecia la infracción del orden público denunciada entendiendo que el conjunto de la motivación del laudo, dictado en equidad, permite comprender las razones por las que el árbitro ha fijado laindemnización según su leal saber y entender, según lo que estima justo de acuerdo con el principio pacta sunt servanda y el valor de los intereses económicos inherentes al pacto incumplido. Recuerda asimismo “como inconcuso, que el deber de motivar la prueba no exige dar cuenta explícita de por qué se descarta cada uno de los elementos del acervo probatorio que no es tomado en consideración para formar la convicción sobre los hechos”.

Otra anulación de un laudo por haber sido dictado con imprudente premura, a lo que se añade que una de las partes tiene una evidente conexión con la Corte llamada a administrar el arbitraje

Resultado de imagen de viviendas en alquiler

Reiterando la doctrina sentada por la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid CP 1ª de 17 de enero de 2017 (de la que dimos información en este blog), la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid CP 1ª de 31 de enero de 2017 declara, en un arbitraje de arrendamientos, que “es evidente de toda evidencia que ha de prosperar la causa de anulación esgrimida al amparo del art. 41.1º.b) LA, pues el Laudo ha sido dictado sin que el arrendatario, ahora demandante, haya podido hacer valer sus derechos en el procedimiento arbitral, lisa y llanamente porque el árbitro ha dictado el Laudo con imprudente premura, sin respetar el derecho que asistía al demandado de alegar y proponer prueba en la sustanciación del arbitraje, de acuerdo con los plazos y formas de practicar las comunicaciones previstos en el propio convenio arbitral que invoca”. El TSJ de Madrid considera también que el representante del arrendador, que asegura la efectividad de su arrendamiento, tiene una evidente conexión con la Corte llamada a administrar el Arbitraje (Tribunal de Arbitraje Institucional), lo que compromete la neutralidad de ésta.

Laudo anulado por haber sido dictado con imprudente premura, sin haber expirado aún el plazo que fue concedido a la demandada para alegar y proponer prueba

Resultado de imagen de arbitraje arrendamientos

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid CP 1ª de 17 de enero de 2917 ha admitido la anulación de un laudo arbitral al amparo del art. 41.1º.b) LA por haber sido pronunciado sin que la arrendataria, ahora demandante, hubiera podido hacer valer sus derechos en el procedimiento arbitral, lisa y llanamente porque el árbitro dictó el Laudo con imprudente premura, sin haber expirado aún el plazo que fue concedido a la demandada para alegar y proponer prueba en la sustanciación del arbitraje.

En un proceso de execuátur de un laudo extranjero no resulta procedente que dentro del concepto de orden público se pueda hacer valer como motivo de oposición cualquier infracción que se haya producido al motivar su condena

El Auto del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (Sala Civil y Penal) de 15 diciembre 2016 otorga el execuátur de un laudo arbitral procedente del Tribunal Arbitral Internacional de Viena declarando, pese a la oposición de la parte perdedora, la constancia de la firmeza y ejecutabilidad del laudo y la inexistencia de contravención del orden público. Para el TSJ no resulta procedente “que dentro del concepto de orden público se pueda hacer valer como motivo de oposición cualquier infracción que se haya producido al motivar su condena y si se ha incurrido en una aplicación incorrecta de cualesquiera de las normas de Derecho material o procedimental o en la valoración de las pruebas, siempre que se hayan respetado, como sucede en el presente caso, los principios de proceso debido, sin haberse causado efectiva indefensión”.