Se autoriza el traslado a Hungría de una menor siempre que se acredite al JPI el lugar de residencia y su escolarización (SAP Ciudad Real 1ª 2 julio 2020)

La Sentencia de la Audiencia Provincial de Ciudad Real, Sección Primera, de 2 de julio de 2020 de la Audiencia autoriza el traslado a Hungría de una menor Florencia, siempre que se acredite documentalmente al Juzgado de Primera Instancia y antes de proceder al mismo el lugar de residencia de la menor en Hungría, así como su escolarización. Entre otras consideraciones la Audiencia afirma que:

“(…) Es cierto que existe una importante distancia entre Ciudad Real y Budapest, pero no es menos cierto que los medios de transporte en la actualidad facilitan las comunicaciones entre lugares alejados y la posibilidad de las visitas que se contemplan en el régimen de visitas propuestos es razonable, así como las estancias vacacionales amplias, lo cual también favorecerá los contactos con la familia paterna extensa. Por otra parte, no es de ignorar la posibilidad de ejecución del régimen de visitas que aquí se decreten en el país de residencia de la menor, en el caso que se incumplieran, al amparo del reglamento comunitario aplicable, ya que ambos son países integrantes de la Unión Europea. En el ámbito comunitario, se cuenta con el Reglamento nº 2201/2003 del Consejo, de 27 de noviembre, relativo a la competencia, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia matrimonial y responsabilidad parental, conocido como Bruselas II bis, que estará en vigor hasta el 1 de agosto de 2022, cuando será sustituido por el Reglamento de la Unión Europea 2019/1111 de 25 de Junio de 2019, publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea el seis de julio de 2019, relativo a la competencia, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia matrimonial y responsabilidad parental y sobre la sustracción internacional de menores. En la legislación aplicable se prevé que el derecho de visitas establecido en Sentencia, cuando luego se produce un traslado transfronterizo, será reconocido y tendrá fuerza ejecutiva en otro Estado miembro, sin precisar ninguna declaración que le reconozca tal fuerza y sin que quepa impugnar dicha declaración, cuando se dan las condiciones del art. 41 del reglamento Bruselas II bis. En igual y mayor medida en el nuevo reglamento, por mantenimiento de dicha regulación y la desaparición del execuátur en todos los casos. Igualmente es parte del convenio de La Haya de 1980”.

Deja un comentario