Los tribunales españoles perdieron la competencia judicial internacional por el transcurso de tres meses desde el dictado de la sentencia sobre responsabilidad parental cuya modificación se pretende (AAP Madrid 24ª 6 noviembre 2020)

El Auto de la Audiencia Provincial de Madrid, Sección vigesimocuarta, de 6 de noviembre de 2020 confirma la decisión del Juzgado que acordó el archivo de las actuaciones ante la falta de jurisdicción del Juzgado para conocer de la modificación de medidas definitivas presentada por la recurrente por corresponder la misma a los Tribunales de Bélgica. Declara la Audiencia al respecto que:

«(…) Con independencia de la lamentable situación generada por las disputas entre los Juzgados de Móstoles, lo cierto es que a fecha de la demanda, la menor tenía su residencia habitual en Bélgica, por lo que los tribunales españoles no tenían competencia judicial internacional para conocer de la demanda, de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento (CE) nº 2201/2003 del Consejo, de 27 de noviembre de 2003, relativo a la competencia, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia matrimonial y de responsabilidad parental, por el que se deroga el Reglamento (CE) nº 1347/2000, en cuyo art. 8 se establece que los órganos jurisdiccionales de un Estado miembro serán competentes en materia de responsabilidad parental respecto de un menor que resida habitualmente en dicho Estado miembro en el momento en que se presenta el asunto ante el órgano jurisdiccional. Los tribunales españoles perdieron la competencia judicial internacional por el transcurso de tres meses desde el dictado de la sentencia cuya modificación se pretende. En este sentido, el art. 9 del Reglamento UE 2201/2003 establece en el artículo 9 que cuando un menor cambie legalmente de residencia de un Estado miembro a otro y adquiera una nueva residencia habitual en este último, los órganos jurisdiccionales del Estado miembro de la anterior residencia habitual  del menor seguirán siendo competentes, como excepción al art. 8, durante los tres meses siguientes al cambio de residencia, para modificar una resolución judicial sobre el derecho de visita dictada en dicho Estado miembro antes de que el menor hubiera cambiado de residencia, si el titular del derecho de visita con arreglo a la resolución judicial sobre el derecho de visita continúa residiendo habitualmente en el Estado miembro de la anterior residencia habitual del menor. En consecuencia, una vez repartida la demanda, la falta de competencia judicial internacional de los Tribunales Españoles debió ser valorada de oficio, con carácter previo al análisis de la competencia objetiva y/o funcional de conformidad con lo dispuesto en los arts. 38 y 39 LEC. Examinada la demanda, en caso de que exista un elemento de extranjería y si el Letrado de la Administración de Justicia entendiese que no debe admitirse por falta de jurisdicción o competencia del Tribunal, de conformidad con lo dispuesto en el art. 404  LEC, dará cuenta al Tribunal para que resuelva sobre la admisión. Pese a ello, es una cuestión innegable que la hija por el transcurso del tiempo ha adquirido la mayoría de edad, ha conseguido regresar a España, habiendo quedado sin objeto cualquier medida relativa a la guarda y custodia así como a la patria potestad, extinguida por la mayoría de edad, y cualquier pretensión como la de reclamación de alimentos habrá de ser presentada ex novo, una vez valorados los criterios de competencia del Reglamento (CE) nº 4/2009 del Consejo, de 18 de diciembre de 2008, relativo a la competencia, la ley aplicable, el reconocimiento y la ejecución de las resoluciones y la cooperación en materia de obligaciones de alimentos».

Deja un comentario