Ámbito de la ley aplicable al divorcio cuando la ley extranjera aplicable lo contemple en condiciones consideradas más restrictivas que las previstas por la ley del foro (STJ 1ª 16 julio 2020, as. C‑249/19: JE -Ley aplicable al divorcio-)

E y KF, nacionales rumanos, contrajeron matrimonio en Lași (Rumanía) el 2 de septiembre de 2001. El 13 de octubre de 2016, JE presentó ante la Judecătoria Iași (Tribunal de Primera Instancia de Iași, Rumanía) una demanda de divorcio pero dicho tribunal se inhibió en este asunto a favor de la Judecătoria Sectorului 5 București (Tribunal de Primera Instancia del Sector 5 de Bucarest, Rumanía). Mediante sentencia de 20 de febrero de 2018, este último tribunal declaró la competencia general de los tribunales rumanos para conocer de la demanda de divorcio presentada por JE, sobre la base de la nacionalidad de ambos cónyuges contemplada en el artículo 3, apartado 1, letra b), del Reglamento nº 2201/2003. Además, en virtud del artículo 8, letra a), del Reglamento nº 1259/2010, designó la ley italiana como la ley aplicable al litigio del que conocía, dado que, en la fecha de presentación de dicha demanda de divorcio, los cónyuges tenían su residencia habitual en Italia. El referido tribunal consideró que, de conformidad con el Derecho italiano, solo puede presentarse una demanda de divorcio en circunstancias como las del litigio principal si un órgano jurisdiccional ha constatado o declarado previamente una separación judicial y si han transcurrido al menos tres años entre la fecha de dicha separación y la fecha de presentación de la demanda de divorcio ante el tribunal. Habida cuenta de que no se había demostrado la existencia de una resolución judicial en la que se constatase o declarase tal separación y de que el Derecho rumano no contempla ningún procedimiento de separación judicial, el referido tribunal declaró que dicho procedimiento debía sustanciarse ante los tribunales italianos y que, por consiguiente, cualquier demanda presentada en este sentido ante los tribunales rumanos debía declararse inadmisible. JE interpuso recurso de apelación contra esa sentencia ante el Tribunalul București (Tribunal de Distrito de Bucarest, Rumanía), alegando que el juez de primera instancia debería haber aplicado lo dispuesto en el artículo 2600, apartado 2, del Código Civil, que constituye una transposición del art. 10 del Reglamento nº 1259/2010 en la legislación rumana. Este último Tribunal decidió suspender el procedimiento y plantear al Tribunal de Justicia si el artículo 10 del Reglamento nº 1259/2010 debe interpretarse en el sentido de que la expresión “cuando la ley aplicable con arreglo a los arts. 5 u 8 no contemple el divorcio” se refiere únicamente a los casos en que la ley extranjera aplicable no contemple el divorcio en forma alguna o si incluye también los casos en los que dicha ley admite el divorcio, pero en condiciones que el tribunal que conoce del asunto considera más restrictivas que las previstas en la ley del foro.

En la presente decisión el Tribunal responde de la siguiente manera. Una interpretación de esta disposición conforme a la cual la ley del foro se aplica cuando la ley extranjera aplicable contemple el divorcio en condiciones consideradas más restrictivas que las previstas por la ley del foro, además de ser contraria al tenor del artículo 10 del Reglamento nº 1259/2010 e incompatible con el contexto y la lógica en que se inscribe esa disposición, tampoco sería conforme con los objetivos que se persiguen con dicho Reglamento. Una interpretación como esta podría incitar a uno de los cónyuges que solicita el divorcio a presentar su demanda ante los tribunales de un Estado miembro competentes en virtud de las disposiciones del Reglamento nº 2201/2003, en el que la ley establezca condiciones menos restrictivas para el divorcio.

La Sentencia del Tribunal de Justicia, Sala Primera, as. 249/19: J.L. declara que el art. 10 del Reglamento (UE) nº 1259/2010 del Consejo, de 20 de diciembre de 2010, por el que se establece una cooperación reforzada en el ámbito de la ley aplicable al divorcio y a la separación judicial, debe interpretarse en el sentido de que la expresión “cuando la ley aplicable con arreglo a los artículos 5 u 8 no contemple el divorcio” se refiere únicamente a los casos en que la ley extranjera aplicable no contemple el divorcio en forma alguna.

Deja un comentario