Una copia de la llamada “Yauyía”, rito religioso seguido en Marruecos, como certificación de matrimonio no puede desplegar eficacia probatoria dado que no reúne los requisitos ineludibles para su autenticidad en España (AAP Málaga 7 marzo 2019)

17187874_303

El Auto de la Audiencia Provincial de Málaga, Sección Séptima (Melilla), de 7 de marzo de 2019,  confirma la decisión del juez de instancia de inadmitir una demanda de divorcio por no aportarse la certificación, suficiente, del matrimonio que el recurrente dijo haber contraído en Marruecos con la persona contra quien se dirige la demanda. Concretamente se presentó una copia de la llamada “Yauyía”, rito religioso seguido en Marruecos. De acuerdo con la Audiencia, “aplicando lo que se desprende del precepto (art. 323 LEC)  y sentencias citadas al caso que nos concierne, es de rigor concluir, como ya se adelantó, que lo que se ha aportado como certificación de matrimonio no lo es ni puede, por tanto, desplegar la eficacia probatoria que se pretende dado que no reúne los requisitos ineludibles para su autenticidad en España, pues se trata de una copia, no del original, y no ha sido legalizado ni consta la apostilla que exige el art. 1 del Convenio de la Haya de 5 de octubre de 1961. Aunque el referido documento no ha sido expresamente impugnado, no cabe pasar por alto que el documento en cuestión -por ser copia y faltar la apostilla- no alcanza la consideración de documento público, careciendo de fuerza probatoria a efectos de poder otorgarles el valor probatorio inherente al mismo y, en consecuencia, de hacer prueba plena del hecho, acto o estado de cosas que documenta ( art. 319 LEC ). La pretensión planteada en la demanda afecta al estado civil de las partes litigantes, con las consecuencias personales y patrimoniales que de ello se derivan y en las que están implicado los intereses de hijos menores de edad, por lo que en definitiva estamos ante cuestiones de orden público, que exigen el correspondiente control de oficio por parte de los Tribunales. En suma, la demanda es, como afirma el auto recurrido, inadmisible y el recurso debe ser desestimado”.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s