Tratándose de una resolución dictada en Marruecos el Convenio firmado con este Estado exime de la legalización exigida por el Juzgador de instancia (AAP Barcelona 12ª 16 diciembre 2020)

El Auto de la Audiencia Provincial de Barcelona, Sección Decimosegunda, de 16 de diciembre de 2020  estima el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de Dña. Zaira frente al auto  dictado en el procedimiento sobre execuátur seguido con el número 527/2019 ante el Juzgado de Primera Instancia número 14 de Barcelona y revoca dicha resolución, acordando la admisión a trámite de la demanda de reconocimiento de la Acta de divorcio de fecha 26 de julio de 2007 de la sección Notarial de Tánger, Marruecos. La Audiencia declara al respecto que:

«(…) En la resolución recurrida se acuerda inadmitir a trámite la demanda presentada sobre reconocimiento y ejecución de resoluciones extranjeras y proceder al archivo de las actuaciones, y ello por no haberse presentado la resolución original extranjera con la correspondiente apostilla, de conformidad con lo dispuesto en el art. 54.4º de la Ley 29/2015, de 30 de julio, de Cooperación Jurídica Internacional en materia civil. El Convenio de Cooperación Judicial en Materia Civil, Mercantil y Administrativa entre el Reino de España y el Reino de Marruecos, firmado en Madrid el 30 de mayo de 1997 dispone en el artículo 40, recogido en el título VI relativo a las disposiciones comunes, que ‘Los documentos que provengan de las autoridades judiciales o de otras autoridades de uno de ambos Estados, así como los documentos cuya fidelidad y fecha, veracidad de la firma o conformidad con el original certifiquen dichas autoridades, estarán dispensados de legalización o de cualquier otra formalidad equivalente cuando deban presentarse en territorio del otro Estado. Los documentos deberán ir provistos de la firma y del sello oficial de la autoridad facultada para expedirlos, y en el caso de que se trate de copias, estar certificados conformes con el original por dicha autoridad. En cualquier caso, deberán estar extendidos materialmente de tal forma que resulte evidente su autenticidad. En caso de existir serias dudas acerca de la autenticidad del documento, se efectuará una comprobación por mediación de la autoridad central de ambos Estados’. La demanda origen de las presentes actuaciones se acompaña de la sentencia cuyo reconocimiento y ejecución se solicita, con la correspondiente traducción. El documento presentado fue el original si bien fue retirado por la solicitante para intentar apostillarlo, tal y como consta en el acta dela comparecencia al efecto practicada. Y el Juzgado de instancia inadmite a trámite la solicitud de reconocimiento de la resolución por carecer de la correspondiente apostilla. Como se dispone en el artículo anteriormente transcrito tratándose de una resolución dictada en Marruecos el convenio firmado con este Estado exime de la legalización exigida por el Juzgador de instancia. Habiéndose aportado la documentación precisa debe ser estimado el recurso de apelación interpuesto y revocar la resolución de instancia, admitiendo a trámite la solicitud de reconocimiento de la sentencia de fecha 26 de julio de 2007, del Tribunal de Primera Instancia Sección Notarial de Tánger.

Deja un comentario