Reconocimiento parcial de una sentencia de divorcio iraní de divorcio (AAP Barcelona 12ª 13 noviembre 2020)

El Auto de la Audiencia Provincial de Barcelona, Sección Decimosegunda, de 13 de noviembre de 2020, confirma la decisión de instancia afirmando que:

«(…) (S)e formula recurso de apelación frente al auto de fecha 11 de noviembre de 2019 dictado en el procedimiento sobre exequátur seguido con el número 472/2019 ante el Juzgado de Primera Instancia nº 19 de Barcelona. En la resolución recurrida se acuerda reconocer la sentencia de divorcio dictada en fecha 15/6/2018 por la Sección 281 del Juzgado de Familia del Complejo Judicial de la ciudad de Shahid Bahonar de la República Islámica de Irán pero parcialmente, tan solo el pronunciamiento relativo a la disolución del vínculo matrimonial, y no las medidas que afectan a la menor hija común de los litigantes. Fundamenta su recurso la parte apelante en que la resolución de Irán, cuyo reconocimiento se interesa, no afecta a ningún principio fundamental de nuestro ordenamiento puesto que las necesidades de la menor resultan cubiertas y protegidas. Añade que la interpretación de «orden público» del art. 46 de la Ley de Cooperación Judicial Internacional en este caso debe hacerse en conjunto con el art. 48 que prohíbe la revisión en cuanto al fondo de la resolución extranjera, que es lo que hace el juez de primera instancia (…). Para la resolución del recurso será de aplicación la Ley 29/2015, de 30 de julio de Cooperación Jurídica Internacional, al no resultar de aplicación ningún Convenio o Tratado internacional, tal y como se dispone en el art. 2 de la Ley. El art. 44 de la Ley dispone en su apartado primero que ‘Se reconocerán en España las resoluciones extranjeras que cumplan con los requisitos previstos en las disposiciones de este título’. Por su parte el art. 46 recoge las causas de denegación del reconocimiento, disponiendo en su apartado primero que ‘Las resoluciones judiciales extranjeras firmes no se reconocerán: a) Cuando fueran contrarias al orden público’. De este modo se impide el reconocimiento de aquellas resoluciones extranjeras que atenten contra las normas y los principios fundamentales de nuestro derecho. La resolución de instancia reconoce parcialmente la sentencia de divorcio. Reconoce tan sólo el pronunciamiento sobre la disolución del vínculo matrimonial, dejando fuera las medidas que afectan a los menores por considerar que son contrarias a nuestro derecho al incluir renuncias a alimentos. Efectivamente, el art. 237-12 del CCCat, relativo a las características del derecho a los alimentos, dispone en su apartado primero que ‘El derecho a los alimentos es irrenunciable, intransmisible e inembargable, y no puede compensarse con el crédito que, si procede, el obligado a prestarlo tenga respecto al alimentado’. La sentencia cuyo reconocimiento se solicita deja a la hija menor de siete años a cargo de la madre y aprueba la renuncia de esta a cualquier reclamación de pensión alimenticia relativa a la hija común fruto del matrimonio. Esta renuncia no puede ser reconocida al prohibir nuestra legislación la renuncia al derecho de los alimentos, tal y como se ha expuesto anteriormente. Tampoco puede reconocerse el pronunciamiento por el que de forma automática se otorga la custodia de la menor al padre al cumplir la niña siete años. El hecho de que la custodia de la hija se otorgue al padre por imperativo legal es contrario a nuestro ordenamiento jurídico y al principio de no discriminación por razón de sexo. Por ello la única opción posible es reconocer únicamente el pronunciamiento relativo a la disolución del matrimonio, pero no las medias recogidas en la resolución que afectan a la hija común. Reconocimiento parcial contemplado en el art. 49 de la Ley de Cooperación Judicial Internacional en el que se dispone que ‘Cuando la resolución extranjera se hubiere pronunciado sobre varias pretensiones y no pudiere reconocerse la totalidad del fallo, se podrá conceder el reconocimiento para uno o varios de los pronunciamientos’. Por todo lo expuesto debe ser desestimado el recurso de apelación interpuesto y confirmar la resolución recurrida»

Deja un comentario