Para pedir válidamente la constitución del órgano arbitral es necesario que se dirija la demanda contra la sociedad y no contra uno sólo de los socios (STSJ Murcia CP 1ª 3 julio 2020)

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, Sala de lo Civil y Penal, Sección Primera, de 3 de julio de 2020 desestima íntegramente la demanda de juicio verbal para nombramiento judicial de árbitro interpuesta con la siguiente consideración:

“(…)  Efectivamente, los estatutos de la entidad R. prevén la existencia de un convenio arbitral para ventilar las cuestiones que se susciten entra la sociedad y los accionistas. Asimismo, el art. 366 de la Ley de sociedades de capital alude a que la solicitud de disolución judicial debe dirigirse contra la sociedad. Es cierto que el ahora demandante dirige su demanda contra el demandado Sr. Raúl y no contra la sociedad, lo que contradice el contenido de la cláusula estatutaria (art. 46) y del aludido precepto de la Ley de sociedades de capital. Está claro que para pedir válidamente la constitución del órgano arbitral es necesario que se dirija la demanda contra la sociedad y no contra uno sólo de los socios, precisamente porque también son los propios intereses de la sociedad los que podrían verse afectados por la cuestión sometida a arbitraje; por eso y porque las normas así lo regulan. De manera que no puede accederse a la formalización del arbitraje que se interesa, pues no se dan los requisitos necesarios para que el convenio arbitral produzca sus efectos, lo que si se hubiera producido si el ahora demandante hubiese requerido a la sociedad en lugar de limitar su requerimiento a uno sólo de los socios. Respecto del resto de cuestiones planteadas por el demandado no es necesario entrar en su análisis pues su pretensión de desestimación de la demanda encuentra suficiente fundamento en lo expresado.

Deja un comentario