Aplicación del Derecho español a un divorcio de matrimonio contraído en Polonia por ser España la última residencia habitual y el período de residencia no haber finalizado más de un año antes de la interposición de la demanda (SAP Madrid 7 noviembre 2019)

144c59046e7d02f4a1ecd01a9926abf0,382,0,0,0

La Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, Sección Vigesimosegunda, de 7 de noviembre de 2019 desestima un recurso contra una decisión que decretó la disolución del vínculo conyugal por divorcio del matrimonio contraído por doña Francisca y don Víctor el 10 de junio de 2000  en Polonia. De acuerdo con la Audiencia:

«(…) Sobre la aplicación de la ley nacional polaca, considera la Sentencia que no procede, por no haberse probado por parte de la demandante, quien se ha limitado a aportar a las actuaciones una traducción de intérprete jurado del idioma polaco de 13 preceptos que se dicen contenidos en la Ley Orgánica de 25 febrero 1964, Código de Familia y Tutela, Título IV, sobre Interrupción del matrimonio y separación arts. 55 a 61, acompañados de una fotocopia de documento, con su traducción al idioma polaco, que parece corresponder a una Sentencia de Polonia de 20 diciembre 2002. De este modo, indica la Sentencia que en ausencia de otros elementos de prueba rigurosos y serios de meditada vigencia, contenido y aplicabilidad, no queda cumplido por quien lo invoca el requisito procesal de la vigencia y aplicabilidad del derecho extranjero. Es cierto que el art. 9.2º in fine del Código Civil establece que ‘La nulidad, la separación y el divorcio se regirán por la ley que determina el artículo 107’, y que el art. 107.2º, tras la modificación operada por la Ley 15/2015, de la Jurisdicción Voluntaria, ha venido a establecer que «la Separación y el divorcio legal se regirán por las normas de la Unión Europea o españolas de Derecho internacional privado». Sin embargo, el art. 281.2º LEC exige que ‘También serán objeto de prueba la costumbre y el derecho extranjero. La prueba de la costumbre no será necesaria si las partes estuviesen conformes en su existencia y contenido y sus normas no afectasen al orden público. El Derecho extranjero deberá ser probado en lo que respecta a su contenido y vigencia, pudiendo valerse el tribunal de cuantos medios de averiguación estime necesarios para su aplicación’. En el presente caso, tal como sostiene el Tribunal de instancia y en base a los motivos que el mismo recoge, observamos que no se ha producido tal acreditación. Por otra parte, pese a que la apelante solicita que se aplique la ley nacional polaca de los cónyuges en atención a la letra c del art. 8 del Reglamento (UE) 1259/2010, por el que se establece una cooperación reforzada en el ámbito de la ley aplicable al divorcio y a la separación judicial, lo cierto es que la letra b del mismo precepto dispone que el divorcio o la separación se regirán por la ley del Estado ‘En que los cónyuges hayan tenido su última residencia habitual, siempre que el período de residencia no haya finalizado más de un año antes de la interposición de la demanda, y que uno de ellos aún resida allí en el momento de la interposición de la demanda’. Y en el caso que nos ocupa, la demandante reside en …, lugar en el que se afirma que está el domicilio familiar, y del que -según la denuncia policial que ella misma aporta como doc. nº 6 de la demandase marchó el esposo en el año 2009. En conclusión, consideramos acertada la decisión del Juzgado de instancia en cuanto a considerar que el Derecho aplicable es el español, debiendo rechazarse en este caso no solo la aplicación del Derecho polaco, sino la fijación de una pensión compensatoria que, en aplicación de dicho Derecho extranjero, pretendía la parte apelante. Confirmando así, del mismo modo, la decisión del Juez a quo, que expresamente deniega la pensión compensatoria al no haberse acreditado el necesario desequilibrio económico exigido por nuestro ordenamiento jurídico».

2 comentarios

  1. Hola José Carlos. Muy interesante tu artículo. Me preguntaba qué requisito es más primordial a la hora de decidir que ordenamiento juridico es aplicable en cuestiones de derecho de familia , como divorcios o custodias, entre extranjeros no comunitarios que residen en España … Quiero decir pueden escoger acogerse al ordenamiento de su país aunque residan en España para por ejemplo divorciarse, si ambos tienen una nacionalidad común ?

    • La solución la aporta el REGLAMENTO (UE) No 1259/2010 DEL CONSEJO de 20 de diciembre de 2010 por el que se establece una cooperación reforzada en el ámbito de la ley aplicable al divorcio y a la separación judicial

Deja un comentario