La sentencia recurrida aplicó correctamente el Derecho marroquí en relación con la indemnización derivada del divorcio (SAP Madrid 22ª 31 julio 2020)

La Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, Sección Vigesimosegunda, de 31 de julio de 2020 desestima la sentencia pronunciada por el Juzgado que declaró el divorcio de un matrimonio contraído el día 10 de agosto de 2009 en el Juzgado de Primera Instancia de Azilal (Marruecos). La parte apelante se interesa la revocación de la resolución recurrida y se pide se dicte resolución por la que se aplique el código familiar marroquí y declare la indemnización y alega entre otras razones la ley personal de ambos, país común , Marruecos y que residen en España al tiempo de inicio de la relación jurídico procesal . Relata la prohibición de comunicarse con la denunciante por existir indicios de delito y situación de riesgo para la víctima. De acuerdo con la Audiencia:

“(…) Se cuestiona en esta alzada la aplicación del código familiar de Marruecos y pide la indemnización regulada en el mismo. Preciso es señalar, en primer lugar, el art. 9.2º Cc dentro de las normas de Derecho internacional privado dispone que: «2. Los efectos del matrimonio se regirán por la ley personal común de los cónyuges al tiempo de contraerlo; en defecto de esta ley, por la ley personal o de la residencia habitual de cualquiera de ellos, elegida por ambos en documento auténtico otorgado antes de la celebración del matrimonio; a falta de esta elección, por la ley de la residencia habitual común inmediatamente posterior a la celebración, y, a falta de dicha residencia, por la del lugar de celebración del matrimonio. La nulidad, la separación y el divorcio se regirán por la ley que determina el art. 107.» Y a su vez el citado precepto 107 del mismo texto legal regula que: «1. La nulidad del matrimonio y sus efectos se determinarán de conformidad con la ley aplicable a su celebración. 2. La separación y el divorcio legal se regirán por las normas de la Unión Europea o españolas de Derecho internacional privado». Dicho lo cual sorprenden los motivos del recurso en lo tocante a la argumentación y motivación de la sentencia en cuanto la misma tras aludir a la antedicha normativa sustantiva civil hace mención expresa, interpretación y aplicación de Código de Familia marroquí con desarrollo de los arts. 98, 99 a 101, 113 y 84 y 85 del citado cuerpo legal. Aquella regulación de las causas del divorcio, del incumplimiento de alguna de las estipulaciones del acta de matrimonio o del perjuicio, de las acciones, de los derechos debidos a la esposa tal y como se integran y calculan en función de la duración del matrimonio, la situación económica del marido, los motivos del divorcio y el grado de abusos constatado en la demanda de divorcio por parte del marido, son rigurosamente examinados y analizados en la sentencia apelada. Y en esta tesitura la ausencia de prueba cabal y rigurosa relativa a los requisitos que exige aquella indemnización -tal y como se establece en el art. 217 LEC..,- determina la confirmación de la sentencia recurrida en cuanto no consta que el ahora apelado -respecto de quien se dispuso la libertad provisional en las diligencias penales tramitadas- hubiera sido condenado por abusos o maltrato a la esposa, en aquella jurisdicción, desconociendo por otra parte cual es el nivel de recursos, ingresos o situación económica del actor, todo lo cual conlleva el rechazo de este motivo de apelación”.

Deja un comentario