Tras la contundente oposición al nombramiento de árbitros en la Corte Arbitral perteneciente a la Cámara de Comercio de Toledo, la demandada se ha allanado (STSJ Castilla La Mancha 6 febrero 2020)

752f0e7e3f1d807e3bd3c288770840b2

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha, Sección Primera, de 6 de febrero de 2020 estima la demanda formulada por la representación procesal del ayuntamiento de Torrijos, frente a Monkey Beer S.L. por la que se solicitaba la designación de árbitro por la Corte Arbitral de la Cámara de Comercio de Toledo. De acuerdo con esta decisión:

«(…) En este caso consta documentalmente un contrato de arrendamiento, con sumisión a arbitraje de controversias como la presente ‘mediante arbitraje que se somete al colegio arbitral, a quien se encarga la administración de este arbitraje conforme a su reglamento y estatuto, si bien se resolverá conforme a derecho no en equidad y el presidente del colegio arbitral designado será abogado en ejercicio’. Tras un previo proceso, que terminó con la declaración de falta de jurisdicción del juzgado, por la sujeción arbitraje: el municipio demandante remitió escrito (presentado como documento número cuatro de la demanda) instando a la demandada a designar colegio arbitral y añadiendo ‘que la única institución arbitral en la Provincia de Toledo, se ubica en la Cámara de comercio sita en dicha localidad, de no atender acreditaría su mala fe respecto de toda pretensión de arreglo amistoso, procederemos a interponer la correspondiente demanda arbitral ante dicho colegio’. La sociedad demandada contestó (con el documento cinco de la demanda) manifestando su ‘más firme oposición a la designación de la Corte Arbitral perteneciente a la Cámara de Comercio de Toledo, habida cuenta de las elevadas tasas que conlleva la intervención de dicha institución para la resolución de la controversia surgida, tasa que mis representada no está obligada a sufragar al no haberse previsto en el propio contrato suscrito la sumisión expresa a la Corte Arbitral que ustedes refieren’: terminaba proponiendo ‘que señalen fecha y hora para mantener una reunión en las instalaciones del Excmo. Ayuntamiento de Torrijos, en la que deberá estar presente el actual Alcalde, en su condición de representante legal del Excmo. Ayuntamiento, a fin de tratar sobre este asunto’ (…) Tras la contundente oposición al nombramiento de árbitros en la Corte Arbitral perteneciente a la Cámara de Comercio de Toledo, la demandada se ha allanado a la demanda en que se pide la designación de árbitro por esa Corte Arbitral a lo que se oponía por escrito, esta conducta es constitutiva de la mala fe del demandado allanado, prevista en el art. 395. 1º LEC como causa de imposición a este de las costas, por lo que procede dicha condena».

Deja un comentario