El Tribunal Supremo inadmite un recurso extraordinario por infracción procesal en tema contratos de aprovechamiento por turno de bienes de uso turístico (ATS Civ 1ª 15 septiembre 2021)

El Auto del Tribunal Supremo, Sala de lo Civil, Sección Primera, de 15 de septiembre de 2021 inadmite un recurso de casación y el recurso extraordinario por infracción procesal interpuestos por la representación procesal de la mercantil D.R..R.T.S, S.L. contra la Sentencia Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, Sección 4ª) de 25 de enero de 2019. El recurso se desarrolló en varios apartados. Se denuncia la existencia de jurisprudencia contradictoria de Audiencias Provinciales, se citan los autos 68/2018 de 12 de febrero de 2018 de la Audiencia Provincial de Málaga, Sección 4.ª y el auto de 27 de septiembre de 2018 de la Audiencia Provincial de Málaga, Sección 5.ª. La recurrente, en síntesis, alega: (i) la aplicación de la Ley Inglesa y se cita la SAP de Santa Cruz de Tenerife, Sección 3.ª, de fecha 14 de marzo de 2016. Se denuncia la infracción del art. 96 CE y el art. 24 CE por la no aplicación del Tratado de Roma de 1980; (ii) la aplicación de la Directiva Europea de 1994 sobre derechos de aprovechamiento por turno a los contratos anteriores al año 2011; (iii) la aplicación del art. 3 del Tratado de Roma; (iv) errónea interpretación del Convenio de Bruselas 1215/2012, entiende la recurrente que debe aplicarse el art. 7.1º del citado  Convenio; (v) la información suministrada cumple con los requisitos establecidos en la propia ley inglesa de aprovechamiento por turno; (vi) se han cumplido todos los requisitos establecidos en los arts. 8, 9, 10 y 11 de la Ley 42/1998 atendiendo a la especial naturaleza jurídica de los derechos transmitidos, por su condición de régimen preexistente. El Tribunal Supremo justifica su decisión en los siguientes argumentos:

«(…) El recurso formulado en estos términos no puede ser admitido, incurre en la causa de inadmisión prevista en el art. 483.2.2.º LEC, de falta de cumplimiento de los requisitos para la formulación del recurso de casación por interés casacional por las siguientes razones: 1. El recurso de casación exige claridad y precisión en la identificación de la infracción normativa ( art. 477.1 LEC), lo que se traduce, no sólo en la necesidad de que su estructura sea muy diferente a la de un mero escrito de alegaciones, sino también en la exigencia de una razonable claridad expositiva para permitir la individualización del problema jurídico planteado ( art. 481.1 y 3 LEC). En tal sentido se ha pronunciado esta sala en las SSTS 25/2017, de 18 de enero, 108/2017, de 17 de febrero, y 146/2017, de 1 de marzo: «[…]En la medida en que el recurso de casación ha de fundarse en la infracción de normas sustantivas aplicables para resolver las cuestiones objeto del proceso ( art. 477.1 LEC ), esta sala viene exigiendo para su admisión, entre otros requisitos, que en el escrito de interposición del recurso se indique de forma clara la norma sustantiva, la jurisprudencia de la Sala Primera del TS o el principio general del Derecho que se denuncian infringidos por la sentencia recurrida. Esta indicación debe hacerse en el encabezamiento o  formulación de cada motivo o deducirse claramente de su formulación, sin necesidad de acudir al estudio de su fundamentación […]» Por ello, esta sala ha declarado de forma reiterada que no es posible transformar la casación en una tercera instancia, planteando el recurso como un escrito de alegaciones, como ocurre en el presente caso ya que la parte recurrente no identifica de forma clara y precisa cual es la cuestión jurídica objeto del recurso ni cuales son las cuestiones que plantea en el recurso extraordinario por infracción procesal. 2. Falta de justificación del interés casacional en alguna de las tres modalidades que contempla el art. 477.2.3.º LEC, por cuanto, además de indicar la infracción legal que sirve de motivo de recurso, se debe acreditar desde ese mismo momento el interés casacional manifestado en alguna de las modalidades que contempla el art. 477.3 LEC, y la recurrente no cita jurisprudencia del Tribunal Supremo que se considera infringida por la sentencia recurrida, no justifica que exista jurisprudencia contradictoria entre Audiencias Provinciales, y no invoca la aplicación de una norma con vigencia inferior a cinco años que haya aplicado la sentencia recurrida y que precisaría de un pronunciamiento de la sala».

Deja un comentario