EL TS revisa una sentencia firme con base en la maquinación fraudulenta del demandante consistente en la ocultación del lugar de residencia del demandado (STS Civ 1ª 27 julio 2021)

La Sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Civil, Sección Primera, de 27 de julio de 2021  estima una demanda de revisión formulada contra la sentencia de 29 de enero de 2019 dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 14 de Las Palmas de Gran Canaria, en el juicio ordinario 609/2018, y acuerda la rescisión de dicha sentencia. Se da la circunstancia de que el demandante de revisión (demandado en el proceso en que se dictó la sentencia cuya rescisión se solicita, al que denominaremos proceso subyacente) había estado residiendo en Abu Dhabi desde el 26 de octubre de 2014 hasta julio de 2020, es decir, durante toda la tramitación de dicho proceso subyacente, desde la interposición de la demanda hasta la sentencia y notificación de la misma por edictos.

El Tribunal Supremo argumenta su decisión del siguiente modo:

«(…) – Revisión de la sentencia firme con base en la maquinación fraudulenta del demandante consistente en la ocultación del lugar de residencia del demandado.

1.- Esta sala ha afirmado en múltiples resoluciones que una de las manifestaciones de la maquinación fraudulenta que permite la revisión de la sentencia es aquella en que incurre quien ejercita una acción judicial cuando oculta el domicilio de la persona contra la que va dirigida, con la consecuencia de que se le emplace o cite por edictos y se sustancie el procedimiento en rebeldía.

2.- Esta causa de revisión ha sido relacionada por la jurisprudencia con el derecho a la tutela judicial efectiva y con el carácter subsidiario que, según la jurisprudencia constitucional, debe tener el emplazamiento o citación por edictos, de tal manera que solo cabe acudir a él como última solución cuando no se conoce el domicilio de la persona que deba ser notificada o se ignora su paradero por haber cambiado de domicilio.

3.- En estos casos, la revisión tiene su fundamento en que no cabe prescindir de la llamada a juicio en forma personal cuando existe una posibilidad directa o indirecta de localizar al interesado y hacerle llegar el contenido del acto de comunicación. Puesto que el demandante tiene la carga procesal de promover que se intente el emplazamiento en cuantos lugares exista base racional suficiente para estimar que pueda hallarse la persona contra la que se dirige la demanda y debe desplegar la diligencia adecuada en orden a adquirir el conocimiento correspondiente, aunque no cabe exigirle una diligencia extraordinaria.

4.- También hemos afirmado que la maquinación fraudulenta consistente en la ocultación maliciosa del domicilio o lugar de residencia del demandado concurre objetivamente no solo cuando se acredita una intención torticera en quien lo ocultó, sino también cuando consta que tal ocultación, y la consiguiente indefensión del demandado, se produjo por causa imputable al demandante y no al demandado.

5.- En este caso, la ocultación que se imputa al demandante y que habría provocado que el Sr. Olegario no hubiera sido emplazado de modo personal fue no haber comunicado al juzgado que el citado Sr. Olegario residía en Emiratos Árabes Unidos, circunstancia que era conocida por la administradora de la sociedad demandante, lo que impidió realizar actuaciones tendentes a poner en su conocimiento la existencia de la demanda y que pudiera comparecer en el proceso.

6.- El conocimiento por parte de la demandante de que el demandado residía en Emiratos Árabes Unidos, donde estaba registrado en el registro consular, y la omisión de tal información al juzgado cuando este hizo saber a la demandante que el demandado no había podido ser hallado en el domicilio facilitado, constituye una actuación que objetivamente ha impedido agotar las actuaciones razonables para conseguir el emplazamiento personal del demandado y su conocimiento del litigio, por lo que la demanda de revisión debe ser estimada».

Deja un comentario