El emplazamiento de la demandada en Venezuela no se efectuó de modo legal, ni hay certeza de que llegara a conocimiento de la demandada, lo que le creó una indefensión (SAP Valencia 27 febrero 2020)

ydit4uvfpcpqmpbzznmsgeqhod6jc3sachvcdoaizecfr3dnitcq_1_0

La Sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia, Sección Décima, de 27 de febrero de  2020 declara que «en relación con la petición de nulidad de las actuaciones, se comprueba que el emplazamiento de la demandada en Venezuela se llevó a cabo por vía postal, y que firmó el acuse de recibo una persona que no ha resultado identificada (folio 21). El Convenio de La Haya de 15 de noviembre de 1965 sobre notificación y traslado de documentos judiciales y extrajudiciales prevé en su art. 10, a) las notificaciones por correo directamente a la persona interesada, pero aunque el tratado fue ratificado por Venezuela, este país excluyó que en su territorio pudiese utilizarse la vía postal directa. La Convención Interamericana sobre de Panamá, de 30 de enero de 1975, no prevé la utilización de ese modo de comunicación. Por ello, la sala llega a la conclusión de que el emplazamiento de la demandada no se efectuó de modo legal, ni hay certeza de que llegara a conocimiento de la demandada, lo que le creó una indefensión que debe llevar aparejada la declaración de nulidad que se interesa, de acuerdo con el artículo 238-3º de la Ley Orgánica del Poder Judicial, para que se realice de nuevo el emplazamiento de acuerdo con la legislación aplicable

Deja un comentario