Sin perjuicio de que pueda considerarse nulo un contrato de gestación, el procedimiento de execuátur no anuda a esta nulidad a la inadmisión de la solicitud de una sentencia extranjera (AAP Barcelona 18 diciembre 2019)

El Auto de la Audiencia Provincial de Barcelona, Sección Decimosegunda, de 18 de diciembre de 2919 estima un recurso contra un auto del Juzgado que inadmitió un execuátur en aplicación del art.  46 de la ley 29/2015, de 30 de julio, de Cooperación Jurídica Internacional y en el art. 10 de la ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida. La Audiencia considera que: «El art. 403 apartado primero de la LEC dispone que ‘las demandas sólo se inadmitirán en los casos y por la causas expresamente previstas en la Ley’. La inadmisión de la demanda que prevé este precepto debe aplicarse limitadamente pues como tiene reiteradamente indicado el Tribunal Supremo ‘dicho precepto no permite -como regla- un rechazo a limine litis, aunque manifiestamente se desprenda del contenido del propio escrito la inutilidad del proceso que con él se quiere iniciar’ (ATS de 11 de enero de 2013, con cita del de 13 de octubre de 2011), pudiendo inadmitirse única y exclusivamente en los supuestos previstos en la ley. En todo caso, corresponde al Tribunal garantizar el derecho fundamental a acceder a la jurisdicción, reconocido en el art. 24 CE, y ello se satisface normalmente con la iniciación del proceso, su desarrollo y su terminación con una resolución sobre el fondo (STC 4/1988, de 21 de enero), y aunque también puede satisfacerse con una resolución de inadmisión a trámite, ésta debe ser resultado de la aplicación razonada de una causa legal y de una interpretación de la norma en el sentido más favorable para la efectividad del derecho fundamental (SSTC 93/1990, de 23 de mayo, 143/1994, de 9 de mayo, 112/1997, de 3 de junio y y 125/1997, de 1 de julio). La inadmisión de la demanda la sustenta la resolución recurrida en el art. 46 de la ley 29/2015, de 30 de julio, de Cooperación Jurídica Internacional y en el art. 10 de la ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida. Este segundo precepto establece en su apartado primero que ‘Será nulo de pleno derecho el contrato por el que se convenga la gestación, con o sin precio, a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante o de un tercero’. Por su parte el artículo 46 de la Ley de Cooperación Jurídica Internacional dispone en su apartado primero letra a que las resoluciones judiciales extranjeras firmes no se reconocerán cuando fueran contrarias al orden público. Sin perjuicio de que pueda considerarse nulo del contrato de gestación el art. 46 de la ley de Cooperación Jurídica Internacional no anuda a esta nulidad la inadmisión de la solicitud de reconocimiento de la resolución extranjera. Lo que se dispone en el precepto es el no reconocimiento de las resoluciones que sean contrarias al orden público, pero previamente a ello la solicitud debe ser admitida. La inadmisión de plano de la solicitud de reconocimiento acordada por la resolución recurrida no se adecua al derecho a la tutela judicial efectiva ya que priva al solicitante de cualquier opción de defensa, sin ser oído en el procedimiento. Debe por ello ser revocada la resolución de instancia, con independencia de la suerte que pueda correr la petición de reconocimiento, acordándose que por el Juzgado de Instancia se proceda a la admisión de la demanda y a la tramitación del procedimiento en la forma prevista legalmente».

Deja un comentario