Manteniendo la custodia paterna y autorización del traslado de su domicilio a Inglaterra en interés de una menor (SAP Valencia 16 julio 2018)

DSCN7180 (4).JPG

La Sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia, Sección Décima, de 16 de julio de 2018 confirma la sentencia de instancia, que manteniendo la custodia paterna de la menor E., actualmente de 12 años de edad, autoriza el traslado de su domicilio a Inglaterra (…).  El progenitor ostenta la guarda y custodia de E., nacida el (…) de 2007, desde la sentencia de 24 de abril de 2007, confirmada por esta Sala en fecha 15 de noviembre de ese mismo año, que reguló los efectos personales y económicos de su ruptura. Fundamenta su petición en que siendo ambos de nacionalidad inglesa, e incluso la madre, y residiendo en dicha localidad los abuelos maternos, el ha encontrado un trabajo en la Universidad de (…) y la menor plaza en un colegio (…), que le permite no solo estudiar sino también entrenar su deporte ya que es deportista de élite en “el club de (…). Actualmente está matriculada en el instituto (…). La menor ha sido explorada en dos ocasiones. Antes de dictar el auto de medidas provisionales (…) en el que se autorizó el traslado, auto de 18 de julio de 2017 (…) y en la pieza principal (…) antes de dictarse la sentencia hoy recurrida. En ambas ha manifestado su voluntad de trasladarse y permanecer, respectivamente, en Inglaterra. Y en ninguno de los casos estuvo presionada (…). El principio de “primacía del interés del menor” preside toda la legislación estatal y autonómica en materia de infancia y adolescencia, y, también, a nivel supranacional a través de la Convención de los Derechos del Niño (…). El interés del menor puede medirse desde un punto de vista objetivo, tomando en consideración las mayores ventajas que ofrece uno u otro progenitor como desde un punto de vista subjetivo tomando en consideración la inclinación de los propios hijos y sus deseos o aspiraciones atendiendo a sus circunstancias particulares. El interés del menor según STS 17 de junio de 2013 es la suma de los distintos factores que tienen que ver no solo con las circunstancias personales de sus progenitores y las necesidades afectivas de los hijos tras la ruptura, sino con otras circunstancias personales, familiares, materiales, sociales y culturales que deben ser objeto de valoración para evitar en lo posible un factor de riesgo para la estabilidad del niño. En el caso de autos la sentencia de instancia ha valorado como mas positivo para el interés de E. el que permanezca junto a su padre, cuya custodia no debe olvidarse data del año 2007, y que pueda trasladar su residencia a Inglaterra. Tanto desde un plano objetivo -la posibilidad de compatibilizar sus estudios con el deporte- como desde un punto de vista subjetivo -ser su voluntad manifestada- marchar a Inglaterra se revelan como lo mas beneficioso para la menor, motivo por el cual asumiendo en su integridad los argumentos del Juzgador de instancia contenidos en su sentencia procede la desestimación del recurso”.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s