Denegación de una solicitud que interesa que el Juez del concurso acuerde suspender o inaplicar una cláusula de sumisión a arbitraje internacional contenida en el contrato (SAP Santander 4ª 16 septiembre 2021)

La Sentencia de la Audiencia Provincial de Santander, Sección Cuarta, de 16 de septiembre de 2021 aprecia la excepción de falta de legitimación pasiva planteada por el demandado/apelante. Las presentes actuaciones tienen su origen en la presentación, por parte de la concursada,
D.B., S.L., de una petición, que fundamenta en los arts. 52 y 188 de la Ley Concursal, y conforme a la cual interesa que el Juez del concurso acuerde suspender o inaplicar la cláusula de sumisión
a arbitraje internacional contenida en el contrato suscrito el 27 de abril de 2018; contrato que se aporta
como documento nº 1 de la solicitud de autorización judicial, redactado en inglés y del cual se ha aportado
al procedimiento traducción jurada únicamente de la cláusula sobre la que versa la controversia, esto es, la
18ª (…). El magistrado de estimó íntegramente la demanda formulada por D.B. S.L. contra M., acordando la suspensión de efectos de la cláusula arbitral incluida en el contrato (condición nº 18
apartado 2) firmado con el demandado a través de su agente y representante el 27 abril 2018.

«(…) Discrepa esta Sala de la interpretación del Magistrado de instancia cuando afirma, en el último inciso del párrafo 6 de su resolución, que ‘No se ejercita una pretensión con base en el mencionado contrato’. Se dirige la solicitud -que se acuerda sustanciar como incidente concursal-, contra D. Maximo , artista cuya intervención estaba prevista en las fiestas patronales de la ciudad de Santander y cuya actuación hubo de suspenderse por causas ajenas a la empresa contratante, ahora apelada, lo que constituye un hecho notorio al haber reconocido públicamente la causa de su inasistencia el hoy apelante, que, de hecho procedió a devolver su caché -203.000 euros- a la concursada. Ello no obstante, entendiendo la concursada que existe un incumplimiento contractual cuya reparación habría de ir más allá de la simple devolución de dicha suma, y existiendo en el referido contrato una cláusula por la cual las partes reconocen como ley aplicable al mismo la ley de Inglaterra y Gales, y acuerdan que las controversias derivadas de la interpretación y cumplimiento del mismo se resuelvan mediante arbitraje en Inglaterra, se solicita del Juez del concurso autorización precisamente para suspender los efectos de esa cláusula arbitral, y se dirige la petición frente a D. Maximo , que ha planteado siempre, y reitera ahora en esta alzada, la excepción de falta de legitimación pasiva, que ha de ser necesariamente estimada por lo que a continuación se dirá (…). La cláusula cuya suspensión/inaplicación se pretende forma parte del clausulado de un contrato suscrito entre la concursada, D.B., y la Cia. T.M. & S. FZ-LCC, agencia de representación de artistas que del tenor literal del contrato aportado se desprende que se encarga de proveer los servicios del artista comúnmente conocido como Maximo , pactando con la concursada todas las condiciones derivadas de la intervención del artista en el show previsto para el día 28 de julio de 2018 en la ciudad de Santander. Es la referida empresa, que opera con el nombre comercial de ‘C.A.A.’ la que emite la orden de pago de la transferencia por el valor de los honorarios o caché del artista, y así consta en la copia unida al Rollo al folio 18 bajo la mención ‘Account Name‘. También figura el nombre del artista, Maximo , como acertadamente señala el Magistrado de instancia, pero no por la razón que éste indica, es decir, no es el Sr. Maximo quien está ordenando el pago. Simplemente se hace mención a su nombre en el concepto ‘Payments Details‘, y se añade la razón del pago: devolución de fondos (‘return of funds’). Ocurre así que el contrato aparece suscrito entre dos personas jurídicas, y en modo alguno se puede sostener la intervención en este procedimiento del demandado, ahora apelante, Sr. Maximo , por el simple y solo hecho de que el objeto de esa relación contractual fuera una actuación personalísima de aquél, pues ello nos llevaría a aceptar situaciones absurdas. Ni siquiera en el hipotético supuesto de que la mercantil TM&S tuviera como administrador y socio único al Sr. Maximo , sería admisible la confusión procesal que pretende la actora, y que el Juzgador admite. Resultando, pues, de aplicación la previsión del art. 10 LEC al disponer que ‘Serán consideradas partes legítimas quienes comparezcan y actúen en el proceso como titulares de la relación jurídica u objeto litigioso’, ha lugar a apreciar la excepción de falta de legitimación pasiva del apelante/demandado, D. Maximo , revocando y dejando sin efecto la resolución impugnada».

Deja un comentario