Aplicación Universal del Reglamento Reglamento 1259/2010 por el que se establece una cooperación reforzada en el ámbito de la ley aplicable al divorcio y a la separación judicial (SAP Tarragona 1ª 28 julio 2021)

La Sentencia de la Audiencia Provincial de Tarragona, Sección Primera, de 28 de julio de 2021 declara lo siguiente:

«(…) La prestación compensatoria reconocida en la sentencia de instancia se combate por la apelante en base a que, de conformidad con el art. 9.1º Cc no se aplica a la pensión compensatoria solicitada por la actora la Ley española, y menos la ley catalana, sino la del Reino de Marruecos, al ser Ley nacional común de las partes al tiempo de contraer matrimonio conforme al art. 9.2º Cc. En igual sentido, continua, el art. 8 del Reglamento (UE) 1259/2010, del Consejo, de 20 diciembre, señala como ley aplicable al divorcio la Ley del país de residencia habitual, o sea la ley del Estado español. Sin embargo esta Ley no regula todas las cuestiones alrededor de la institución, como las consecuencias del divorcio, y por lo tanto no regula la pensión o prestación compensatoria por el trabajo para la casa, pretensiones que se regirán por la ley nacional común al tiempo de contraer matrimonio, o sea la ley marroquí, estado en el que además tuvieron la residencia común tras la celebración del matrimonio; subsidiariamente, alega que no concurren los requisitos para su reconocimiento. A juicio de la Sala la Ley aplicable a un divorcio no tiene por qué ser la de los tribunales que están conociendo del mismo. Hasta hace un tiempo, era el art. 107.2º del CC el que regulaba la ley aplicable a la separación judicial y al divorcio. A partir del 21 de junio de 2012 es de aplicación por los tribunales españoles el Reglamento (UE) nº 1259/2010 del Consejo, de 20 de diciembre de 2010, por el que se establece una cooperación reforzada en el ámbito de la ley aplicable al divorcio y a la separación judicial. Este Reglamento se aplica siempre que hay un conflicto de leyes en un divorcio o en una separación judicial, es decir , siempre que se plantea ante nuestros juzgados un divorcio con elemento extranjero (sean o no residentes comunitarios), como ocurre en nuestro caso en que el (ex) esposo es actualmente nacional español y la (ex) esposa marroquí. La aplicación a todos los supuestos (incluidos aquellos en los que pudieran resultar aplicables leyes no comunitarias) la recoge el art. 4 del Reglamento 1259/2010 que señala que ‘La ley designada por el presente Reglamento se aplicará aunque no sea la de un Estado Miembro participante’. Esto es lo que se conoce como ‘aplicación universal o erga omnes'». En nuestro caso, la ley aplicable es la española, porque ambas partes residen aquí y no han elegido otra ley, pero en un supuesto similar podría ser de aplicación la ley marroquí, bien porque la eligieran las partes o porque el marido residiera en Marruecos desde hace más de un año. Por lo tanto, el Reglamento 1259/2000, obligatorio y directamente aplicable por nuestros tribunales, regula la ley aplicable a todos los casos de separación y divorcio con elemento extranjero (intra y extracomunitarios), desplazando al art. 107.2º Cc que, por fin, en la Ley 15/2015 de Jurisdicción voluntaria ha sido modificado, aunque sea remitiendo de manera un tanto general a la normativa comunitaria (…). Despejado el tema de la Ley aplicable que es la catalana en razón a la común residencia corresponde entrar en el examen de la procedencia de la prestación compensatoria acordada por la sentencia.

Deja un comentario