El art. 9.8º Cc establece es que la sucesión se ha de regir por la ley nacional pero no que un testamento otorgado ante un notario por un extranjero carezca de validez (SAP Toledo 1ª 20 mayo 2021)

La Sentencia de la Audiencia Provincial de Toledo, Sección Primera, de 20 de mayo de 2021 incluye el siguiente obiter dictum:

«(…) en este caso en que los demandados instan la total revocación de la sentencia y por tanto los recurrentes saben que es lo que puede serles perjudicial, y esta sala sobre que se ha de pronunciar. En este momento podemos también desestimar la pretensión de los demandados apelantes en cuanto a que los actores carecen de legitimación para la interposición de la demanda. Sostienen que dado que la fallecida era ciudadana suiza no corresponde ni al notario autorizante del testamento, aunque no se dice de modo expreso por derivación ni a los que tribunales españoles conocer del procedimiento. Y cita para ello lo establecido en el art. 9.8º Cc. La interpretación que realizan del art. 9.8º Cc. Este precepto lo que establece es que la sucesión se ha de regir por la ley nacional pero no que un testamento otorgado ante un notario por un extranjero carezca de validez. Otra cosa es que conforme a la normativa del país del que sea nacional se impongan determinadas restricciones a la testamentación, o formas específicas que hayan de revestir, que han de ser respetadas por los tribunales españoles cuando se tengan que pronunciar sobre la validez. Por otro lado, el derecho extranjero no queda cubierto por el principio iura novit curia, sino que se ha de probar como sucede con los hechos, por lo que la parte que lo invoca ha de probarlo, art. 217 de la LEC. Si la legislación suiza no concede validez a un testamento otorgado en el extranjero, en general, o en España, en particular, correspondía a los demandados probarlo, lo que no han hecho por lo que si alegación carece de fundamento

Deja un comentario