Denegación del reconocimiento en España de unas Sentencias sobre subsanación de error de carácter sustancial dictadas en Cuba (AAP Madrid 24ª 21 enero 2021)

El Auto de la Audiencia Provincial de Madrid, Sección vigesimocuarta, de 21 de enero de 2021 confirma el auto del Juzgado de Primera Instancia nº 26 de Madrid que denegó el reconocimiento en España de unas Sentencias sobre subsanación de error de carácter sustancial dictada  por la Sección Civil del Tribunal Municipal Popular de Artemisa, (Cuba). De acuerdo con la Audiencia.

«(…) El auto recurrido fundamenta la denegación del execuátur en que habiéndose dictado las sentencias cuyo reconocimiento se pide a consecuencia del ejercicio de una acción personal, iniciada a solicitud de las ahora demandantes, consta que han sido dictadas en rebeldía, respecto a algunos de los demandados, y esta circunstancia, tal y como se establece en el art. 46.1º, c), antes citado, es la que impide que se pueda otorgar el reconocimiento de las sentencias solicitado en el presente expediente. De una simple lectura de las sentencias aportadas se desprende que la demanda presentada por María Esther se dirige contra los herederos, sucesores, causahabientes y herencia yacente de los señores: Soledad y Eleuterio , contra Tomasa , Enrique , contra el Fiscal Municipal de Artemisa y contra cualquier persona de ignorado domicilio que tenga interés en el asunto y que así lo demuestre. En este procedimiento se personaron Tomasa , Enrique, siendo declarados rebeldes el resto de demandados. Por su parte, la demanda presentada por María Dolores se dirige contra María Esther , madre de la demandante, contra Enrique , padre de la demandante, contra Gabino , esposo de la demandante, contra el Fiscal Municipal de Artemisa y contra cualquier persona de ignorado domicilio que tenga interés en el asunto y que así lo demuestre. En este procedimiento se personaron María Esther, Enrique y Gabino , allanándose a la demanda, siendo declarados rebeldes el resto de demandados. Siendo ello así, debería haberse acreditado que no se ha producido una manifiesta infracción de los derechos de defensa, acreditando a tal efecto que se entregó al demandado cédula de emplazamiento o documento equivalente de forma regular y con tiempo suficiente para que pudiera defenderse, sin que conste nada sobre este particular. Es preciso tener en cuenta que se ejercita una acción de rectificación de un error registral, no meramente material, ya que de ser así, habría sido el Registrador el Estado Civil el encargado de resolverlo, no siendo así, sino que previamente calificado de sustancial conforme a la Ley del Registro del Estado Civil, vigente en Cuba a partir de 1985, se remitió al Tribunal Municipal. El error en efecto es sustancial hasta tal punto que supone una alteración en la identidad del inscrito y puede ocasionar perjuicios a los herederos del Sr. María Esther , que no han sido demandados nominalmente, por lo que entendiendo esta Sala que puede provocarse indefensión, debe confirmarse la resolución apelada por considerarla ajustada a Derecho. La jurisprudencia del Tribunal Supremo es constante al señalar que la rebeldía a la fuerza impide el reconocimiento y/o execuátur en España de la sentencia dictada en el extranjero; rebeldía que se produce cuando éste permanece «rebelde» porque no ha tenido conocimiento del proceso iniciado en el extranjero, ya que, o bien no se le ha dado traslado de la demanda ( AAP Asturias 30 marzo 2010, AAP Barcelona 7 mayo 2009 [, AAP Valencia 24 marzo 2011, AAP Madrid 6 abril 2011 [sentencia dictada en Méjico]), o bien no ha conocido ni ha podido conocer que contra él se había iniciado pleito en el extranjero ( ATS 7 junio 2005, SAP Barcelona 15 mayo 2015. Al no demandar identificando debidamente a los herederos, causahabientes o «cualquier persona de ignorado paradero que tenga interés en el asunto», resulta imposible que se haya producido una notificación personal a dichos interesados que ni siquiera han sido debidamente identificados, lo que supone infracción de los derechos de defensa del demandado y conduce a la denegación del reconocimiento / exequatur de la resolución extranjera en España. A la vista de lo anterior, esta Sala no puede sino confirmar la resolución».

Deja un comentario