Las acciones actuadas en la litis quedan fuera de la letra del pacto arbitral que debe interpretarse restrictivamente (AAP Cádiz 2ª 12 enero 2021)

El

Auto de la Audiencia Provincial de Cádiz, Sección Segunda, de 12 de enero de 2021 estima un recurso de apelación contra una decisión del juzgado que admitió una declinatoria arbitral con las siguientes consideraciones:

«(…) El recurso debe ser estimado. El Juez a quo en auto resolutorio de la declinatoria presentada por la Comunidad de Propietarios demandada en la que interesaba que se declarara la falta de competencia objetiva (en realidad, se trataba de la falta de jurisdicción), » señalando que la parte actora al usar su derecho mediante sumisión al arbitraje convenido», así lo estimó » acordando el sobreseimiento de las presentes actuaciones por estimar que la cuestión objeto de controversia debe ser sometida a arbitraje». No es esa sin embargo la impresión que suscita el análisis del ámbito de la cláusula arbitral susceptible de ser aplicada, esto es, la contenida en el art. 45 de los Estatutos de la Comunidad de Propietarios. Recordemos que en autos, el Sr. Benito , en su condición de comunero, ejercita una acción de impugnación de determinados acuerdos de la Junta celebrada el pasado día 16 enero 2020. Más en concreto, lo que se impugna es la aprobación de los presupuestos del año 2019/2020 en cuanto que la cuota que se atribuye a su inmueble no se corresponde a su coeficiente. Siendo ello así, si bien quedó establecido con carácter general en los Estatutos que » todas las cuestiones que surjan entre los copropietarios, por razón del edificio o por los órganos de la comunidad referentes a la participación y disfrute del inmueble, serán sometidos a un arbitraje de equidad», el propio art. 45 contenía excepciones sin duda aplicables al supuesto litigioso. Y es que quedaban expresamente exceptuados de la regla anterior las cuestiones relativas a » la percepción de las derramas ordinarias o extraordinarias que deba satisfacer los copropietarios», y ello además » sin perjuicio de las acciones que (…) dentro de los plazos fijados puedan corresponderle para impugnarlas». A nuestro juicio, es evidente que acciones como la actuada en la litis quedaban fuera de la letra del pacto arbitral, a interpretar además restrictivamente en tanto que limitación al ejercicio del derecho fundamental a la tutela judicial efectiva. No se entiende por tanto que se afirme en el auto recurrido que » no se impugna un acuerdo referido a una derrama», cuando la impugnación del acuerdo comunitario lo que pretende es justamente cuestionar la bondad de la cuantía de la cuota establecida en el presupuesto. Y adviértase que no se discute la cuantía del coeficiente (del 2,781% tanto en el Registro de la Propiedad como en los acuerdos comunitarios) y con él la eventual participación del comunero en el disfrute del inmueble, sino el hecho de que » no se le está aplicando a la vivienda [del actor] su coeficiente de participación adecuadamente y por ello le resulta abonar».

Deja un comentario