Cláusula de sumisión al arbitraje de derecho que no es clara, admitiendo la alternatividad con otras jurisdicciones (AAP León 2ª 16 octubre 2020)

El Auto de la Audiencia Provincial de León, Sección Segunda, de 16 de octubre de 2020 estima un recurso de apelación formulado  , contra el Auto del Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Astorga revocando la resolución recurrida en el sentido de acordar la desestimación de la declinatoria planteada en su día por la parte demandada y declarar la competencia jurisdiccional por
parte del Juzgado de Primera Instancia. Razona la Audiencia del siguiente módulo:
«(…) El art. 9.1º de la Ley 60/2003, de 23 de diciembre, de Arbitraje, dispone que: «El convenio arbitral, que podrá adoptar la forma de cláusula incorporada a un contrato o de acuerdo independiente, deberá expresar la voluntad de las partes de someter a arbitraje todas o algunas de las controversias que hayan surgido o puedan surgir respecto de una determinada relación jurídica, contractual o no contractual» Senta do lo anterior, la cláusula de sumisión a arbitraje cuya efectividad se discute en el presente procedimiento, y que está contenida en la cláusula XIX del contrato de arrendamiento para uso distinto de vivienda, de 21 de agosto de 2.014, suscrito entre las partes, tiene el siguiente contenido literal: «Sometimiento a arbitraje y, subsidiariamente, a Tribunales: Las partes se someten a arbitraje y, subsidiariamente por imperativo legal a los Juzgados y Tribunales de Astorga» Conforme a ello, tras la lectura de dicha cláusula, es claro que en la misma no se alude en modo alguno a las materias susceptibles de arbitraje, lo que impide considerar que la cuestión ahora planteada sobre la reclamación de rentas pueda someterse al arbitraje habida cuenta la interpretación literal y siempre restrictiva que debe hacerse del alcance de la sumisión. Nos encontramos ante una cláusula de sumisión al arbitraje de derecho que no es clara, además la sumisión a la decisión arbitral no lo es con carácter decisorio y exclusivo sino de forma alternativa con otras jurisdicciones, y desde luego, en la misma no se expresa la voluntad inequívoca de las partes de someter todas o algunas de las cuestiones surgidas o que puedan surgir de relación arrendaticia a la decisión de uno o más árbitros. Una interpretación extensiva o expansiva de la cláusula arbitral, como la pretendida, choca con la regla hermenéutica del art. 1283 Cc , regla que es aplicable al supuesto que nos ocupa, pues la extensión interpretativa de la cláusula limita la competencia de la jurisdicción ordinaria respecto de supuestos que no están expresamente previstos en el pacto arbitral y las normas sobre competencia judicial son materia de «ius cogens» que deben ser objeto de una interpretación restrictiva no extensiva, pues en caso contrario se restringiría el derecho de las partes al juez o fuero natural en aquellas materias explícitamente no sometidas a arbitraje.  En definitiva, se estima procedente estimar el recurso y acordar la desestimación de la declinatoria planteada en su día por la parte demandada y declarar la competencia jurisdiccional por parte del Juzgado de Primera Instancia».

Deja un comentario