En el Foro Económico Mundial de Davos se inician conversaciones sobre comercio electrónico en el marco de la OMC

_678_444_1709926

En el Foro Económico Mundial de Davos, 75 países –la Unión Europea y otros 47 miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC)– han decidido el 25 de enero de 2019 entablar negociaciones para establecer normas mundiales en materia de comercio electrónico. El comercio electrónico es una realidad en casi todos los rincones del mundo, por lo que se ha considerado oportuno en este foro la posibilidad der trabajar con todos los miembros de la OMC interesados, de forma flexible y pragmática, a fin de establecer un conjunto de normas verdaderamente exhaustivo y ambicioso. En las dos últimas décadas se ha registrado un crecimiento exponencial del comercio electrónico nacional y transfronterizo. A pesar de este rápido aumento de las transacciones electrónicas, no existen normas multilaterales específicas en la OMC que regulen este tipo de comercio. Las empresas y los consumidores deben basarse en un conjunto poco uniforme de normas acordadas por algunos países en sus acuerdos comerciales bilaterales o regionales. Las normas de la OMC sobre comercio electrónico pretenden aumentar las oportunidades y responder a los desafíos del comercio electrónico, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. Las negociaciones deben desembocar en un marco jurídico multilateral que genere entre los consumidores y las empresas, especialmente las más pequeñas, la confianza necesaria para comprar, vender y hacer negocios en línea con mayor seguridad. Las nuevas normas podrían, por ejemplo:

  • mejorar la confianza de los consumidores en el entorno en línea y luchar contra el correo no deseado (spam)
  • eliminar los obstáculos que impiden las ventas transfronterizas
  • garantizar la validez de los contratos electrónicos y las firmas electrónicas
  • suprimir definitivamente los derechos de aduana sobre las transmisiones electrónicas
  • abordar los requisitos relativos a la localización obligatoria de datos y la divulgación obligatoria del código fuente

El inicio de estas negociaciones pone de manifiesto que la OMC permanece en el centro del proceso de elaboración de normas internacionales y que sigue siendo una plataforma en la que grupos de países interesados acuerdan trabajar juntos para desarrollar nuevas normas de forma abierta e inclusiva. El proceso de negociación, cuyo inicio está previsto para marzo de 2019, está abierto a otros miembros de la OMC interesados en participar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s