Razonada in extenso y sin arbitrariedad la persistencia del contrato y ausente de acreditación una novación del mismo de la que se pudiera inferir inequívocamente la renuncia al arbitraje procede desestimar la acción de anulación (STSJ Madrid CP 1ª 29 junio 2021)

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia, Sala de lo Civil y Pesal, Sección Primera de 29 de junio de 2021 (Ponente: Jesús María Santos Vijande) desestima una demanda de anulación del Laudo arbitral de 25 de octubre de 2019 y del Laudo de aclaración y complemento de 3 de diciembre de 2019, dictados en el Procedimiento Arbitral 2901-18/AM, administrado por la Corte de Arbitraje de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Madrid, con la siguiente argumentación:

«(…) La decisión desestimatoria de la demanda de anulación se representa como evidente. De entrada, porque el Laudo expone cumplidamente y sin atisbo alguno de arbitrariedad -incluso, aunque no sea determinante, sin óbice relevante a sus argumentos por la actora- las razones por las que entiende  subsistente el «Contrato de 2009», donde se contiene la cláusula arbitral que justifica la competencia de la Árbitro: es muy significativo en este sentido, desde el punto de vista de la coherencia con los propios actos -tal y como queda reseñado-, que C. haya seguido efectuando sus pagos a V. en cuanto tal. Pero es que además, aunque en hipótesis no aceptada por el Laudo cupiese entender que media una cierta novación en el Contrato en lo tocante a la adscripción de la gerencia e interlocución del mismo a uno solo de los socios de V., lo cierto y verdad es que la relación jurídica entre las partes sigue sometida en todo lo demás a las mismas condiciones; nada hay que indique lo contrario ni de modo expreso, como sería, v.gr., la rúbrica de un nuevo contrato con sus propias condiciones, ni de modo tácito. En consecuencia, razonada in extenso y sin arbitrariedad la persistencia del Contrato de 2009 y ausente de acreditación una novación del mismo de la que se pudiera inferir inequívocamente la renuncia al arbitraje -puesto que inequívoca es la sumisión que en ese Contrato consta-, esta Sala no puede sino apreciar la falta de justificación de la pretensión de la actora sobre la decadencia del convenio arbitral. El motivo es desestimado»

Deja un comentario