La realidad que subyace es que se intenta contrariar la razón del Convenio de La Haya de 1980 sobre el retorno del menor, intentando sujetarlo y vincularlo impropiamente a una cuestión de fondo (SAP Pontevedra 3ª 14 junio 2021 (SAP Pontevedra 3ª 14 junio 2021)

La Sentencia de la Audiencia Provincial de Pontevedra, Sección Tercera, de 14 de junio de 2021 confirma la decisión de instancia que declaró que la retención, llevada a cabo en España por Dña. I. del menor I. , es ilícita, por lo que procede su restitución del menor que deberá hacer la madre al padre, en defecto de acuerdo, se fija el lunes inmediatamente después de la firmeza de la presente resolución, a las 11 de la mañana en la sede de este Juzgado. Considera la Audiencia que:

«(…) También se objeta la sentencia porque apreciaría la negativa de la madre a la facilitación de la documentación del menor, extremo éste irrelevante que como tal no es argumento frente a la Sentencia y cuya respuesta se localiza en lo ya argumentado antes sobre la constatación de una efectiva oposición al retorno del menor a Perú, en relación al contenido y alcance del posicionamiento de la Sra. Inocencia . De hecho lo que acaba planteando el Motivo impugnatorio 3º en el que se esgrime, es una «causa general» genérica y subjetiva sobre las circunstancias de la relación anterior de pareja en Perú, el viaje y el pretendido ascendiente del Sr. Erasmo sobre la madre y el menor, tratando de reconducir la conflictividad y ruptura de la pareja y la reacción actual del menor a la iniciativa de retornarlo y al ascendiente de aquél sobre ambos, lo que no se justifica. Del mismo modo, se intenta articular un relato de «maltrato psíquico» en razón de una afirmación de anulación de la personalidad que no se objetiva procesalmente y que no responde a antecedentes técnicos ni de otro tipo consecuentes, y menos con el reconocimiento del actor como un buen padre con presencia en la vida del menor. Es mas, se reitera también la manida argumentación de la razón médica de su enfermedad, cara al  tratamiento de la madre por la Sanidad Española, y de una «eventual», improbada en todo caso, consecuencia penal para la madre, alegatos éstos que no pueden contrariar los contenidos del Convenio de la Haya, autorizado y aplicable en España y en Perú. En definitiva, la realidad que subyace es que se intenta contrariar la razón del Convenio de La Haya sobre el retorno, intentando sujetarlo y vincularlo impropiamente a una cuestión de fondo, cual es la custodia del menor y la decisión sobre su residencia en Perú o en España, la que corresponde a los Tribunales del Perú, residencia habitual del menor, por sujeción jurídica, procesal y material, estando claro que no puede ni ha de incidir en lo que se decida aquí, como expone y claramente estable este en su Art. 19 y antes en el 16. No es del caso entrar a resolver siquiera indirectamente sobre la Patria Potestad, Custodia y residencia del menor, como busca el argumentario del recurso pues de hacerse así se truncaría y enervaría la finalidad y razón del Convenido de la Haya de 1980 (STS 22-V-1998) (…) En el Motivo Quinto se plantea la vulneración del principio de reciprocidad ( art. 13 CE), a medio de un argumentario dispar que no es atendible como se sigue de lo explicado antes en el Fundamento sobre las situaciones que regula y a las que alcanza el Convenio de la Haya, debiendo significarse, como ya expusimos, que no solo media la Autorización y Adhesión al Convenido de Perú, lo que obliga en sus términos propios (Arts. 37 y ss.), máxime no constando reserva y sino que también es de advertir que su adhesión fue Aceptada por España a noviembre de 2002, con publicación en el BOE de 16 diciembre 2002. Por tanto, en absoluto cabe pretender que quepa hablar de conculcación del principio de reciprocidad, menos en los términos de necesidad de autorización de «migraciones» o de reconocimiento resoluciones judiciales o administrativas de uno y otro país. Tampoco en términos de su repercusión negativa en relación a la custodia, para lo que tiene abierta la Sra. Inocencia la posibilidad de volver ella a Perú y tomar allí las iniciativas jurisdiccionales que le asistan y correspondan al efecto (…).  Se espetan en el Motivo Sexto y último, razones de integración del menor en España, que no solamente resultan inocuas en términos del Convenio de la Haya, nos remitimos a lo normado en el art. 13 y a constante Jurisprudencia al respecto, sino que es de destacar que careciendo de consistencia el que se pretende aquí suscitar una problemática de Competencias y Autorizaciones, cuando median resoluciones judiciales «ad hoc», dadas dentro de las prevenciones y presupuestos de un Convenio Internacional autorizado, adherido, suscrito y aplicable en ambos estados, dentro del procedimiento interno legalmente establecido (arts. 778 Quarter, Quinquies y Sexies de la LEC/00). De hecho, se vienen a reiterar y replantear las cuestiones expuestas antes en los primeros Motivos de impugnación sobre las que ya nos pronunciamos antes».

Deja un comentario