El mecanismo de examen de las inversiones extranjeras de la Unión Europea pasa a ser plenamente operativo

El marco de la UE para el examen de la inversión extranjera directa (IED) entrará plenamente en funcionamiento a partir del 11 de octubre de 2020. En los últimos dieciocho meses, tras la adopción del primer reglamento de la UE sobre el examen de las inversiones, la Comisión y los Estados miembros han establecido un marco de coordinación eficaz. Ahora será fundamental para preservar los intereses estratégicos de Europa y, al mismo tiempo, mantener el mercado de la UE abierto a la inversión.

Antecedentes

La UE es uno de los destinos de inversión más abiertos del mundo y el principal destino de la inversión extranjera directa en el mundo: Los fondos de IED en manos de inversores de terceros países en la UE ascendían a 6.441 millones de euros a finales de 2017, lo que proporcionaba a los europeos 16 millones de empleos directos.

Más del 35 % del total de los activos de la Unión pertenecen a empresas de propiedad extranjera, lo que pone de manifiesto que la Unión cuenta con uno de los regímenes de inversiones más abiertos del mundo.

Si bien los inversores tradicionales, como los Estados Unidos, Canadá, Suiza, Noruega, Japón o Australia, siguen siendo de lejos los principales inversores, que cuentan con el 80 % de los activos de propiedad extranjera de todos los sectores de la economía de la Unión

Control de las inversiones extranjeras directas en la Unión Europea

El DO de 21 de marzo de 2019 publica el Reglamento (UE) 2019/452 del Parlamento Europeo y del Consejo de 19 de marzo de 2019 par el control de las inversiones extranjeras directas en la Unión, que establece un marco para el control, por parte de los Estados miembros, por motivos de seguridad o de orden público, de las inversiones extranjeras directas dentro de la Unión y para un mecanismo de cooperación entre los Estados miembros, así como entre los Estados miembros y la Comisión, por lo que respecta a las inversiones extranjeras directas que puedan afectar a la seguridad o al orden público. Incluye la posibilidad de que la Comisión emita dictámenes sobre dichas inversiones.

Para proteger los intereses estratégicos de la UE relacionados con la inversión extranjera, el reglamento de la UE de marzo de 2019:

  • creó un mecanismo de cooperación para que los Estados miembros y la Comisión intercambien información y, en caso necesario, planteen inquietudes relacionadas con inversiones específicas;
  • permite a la Comisión emitir dictámenes cuando una inversión plantea una amenaza para la seguridad o el orden público de más de un Estado miembro, o cuando una inversión podría socavar un proyecto o programa de interés para toda la UE, como Horizonte 2020 o Galileo;
  • establece plazos para la cooperación entre la Comisión y los Estados miembros, y entre los Estados miembros, observando la no discriminación y fuertes requisitos de confidencialidad;
  • establece ciertos requisitos básicos para los Estados miembros que mantienen o adoptan un mecanismo de control a nivel nacional por motivos de seguridad u orden público;
  • alienta la cooperación internacional en materia de examen de las inversiones, incluido el intercambio de experiencias, prácticas óptimas e información sobre cuestiones de interés común.

El 25 de marzo de 2020, la Comisión publicó orientaciones para los Estados Miembros en las que, entre otras cosas, exhortaba a todos los Estados Miembros a que establecieran un mecanismo de examen completo y garantizara un enfoque sólido a nivel de toda la Unión Europea para el examen de las inversiones extranjeras en un momento de crisis de salud pública y de vulnerabilidad económica conexa.

El reglamento de examen de las inversiones extranjeras directas adoptado en marzo de 2019 estableció un marco de toda la UE en el que la Comisión Europea y los Estados miembros pueden coordinar sus acciones en materia de inversiones extranjeras. Tras la entrada en vigor oficial del Reglamento de detección de la IED en abril de 2019, la Comisión y los Estados miembros han trabajado en el establecimiento de los requisitos operacionales necesarios para la plena aplicación del Reglamento a partir del 11 de octubre de 2020. Esto ha incluido:

  • la notificación por los Estados miembros de la UE a la Comisión de sus actuales mecanismos nacionales de análisis de las inversiones
  • el establecimiento de puntos de contacto oficiales y canales seguros en cada Estado Miembro y en el seno de la Comisión para el intercambio de información y análisis
  • elaborar procedimientos para que los Estados Miembros y la Comisión reaccionen rápidamente a las preocupaciones sobre la IED y emitan opiniones
  • actualizar la lista de proyectos y programas de interés para la Unión que figura en el anexo del Reglamento.

Siguiendo las recomendaciones de las orientaciones de la Comisión de marzo de 2020, los Estados miembros también han acordado cooperar oficiosamente en el examen de la IED cuando una inversión extranjera pueda tener efectos en el mercado único de la UE.

Varios Estados Miembros también están reformando sus mecanismos de selección o adoptando nuevos mecanismos.

Vid. Control de las inversiones extranjeras directas en la Unión Europea, por motivos de seguridad o de orden público

Deja un comentario