La terminal del ALSA de Gijón podría albergar el «Museo de la Madreña Astur», tras la demolición de varios edificios de las calles Llanes y Ribadesella

DSCN7761

Gijón podría quedarse en el futuro próximo sin estación de autobuses. Se trata de la terminal de ALSA con sus andenes entre las calles de Magnus Blikstad, Llanes y Ribadesella. El edificio racionalista proyectado por los arquitectos Del Busto, padre e hijo, fue inaugurado el 30 de diciembre de 1941. El 12 de julio de 2002 una cornisa de hormigón que atravesaba la estación se desprendió provocando unos setenta heridos.

No obstante, lo avanzado del proyecto de declaración del edificio como Patrimonio Común de la Humanidad ha paralizado las acciones emprendidas y se está estudiando la posibilidad de derribar los edificios que rodean a la terminal en las calles Ribadesella y Llanes. Por el momento, ya han comenzado los estudios sobre las obras de demolición, que tendrían la virtud de dejar exenta la estación. El edificio remodelado podría albergar el tantas veces reclamado “Museo de la Madreña Astur”

Deja un comentario