Determinación de la nacionalidad del causante para la aplicación de la ley sucesoria

Resultado de imagen de iraqui

La Sentencia de la Audiencia Provincial de Málaga, Sección Cuarta, de 3 de julio de 2017, confirma la  sentencia de instancia desestimatoria de una demanda formulada frente a los herederos legítimos del difunto don Alexis y Almer Real Estate Consultans S.L., sobre impugnación de testamento y reconocimiento de la condición de heredero forzoso del hijo del fallecido, el menor Laureano, con los efectos inherentes a dicho pronunciamiento, alegando como motivos error, tanto en la valoración de la prueba respecto de la nacionalidad del difunto y la existencia de bienes inmuebles que integran su patrimonio fuera del territorio español, como en la aplicación del derecho. La demandante fue interpuesta por la madre del menor frente a los hijos del difunto, habidos en dos matrimonios anteriores, se sustentaba en la aplicación de la ley española reguladora del derecho a la legítima, en concreto, el art. 9, aps. 9 y 10 Cc, partiendo de dos premisas: que el difunto don Alexis ostentaba, al momento de su fallecimiento, doble nacionalidad, británica e iraquí, por lo que al no ser ninguna de ellas la española, la ley personal es la correspondiente al lugar de su residencia habitual, esto es, la española, por tener su último domicilio en (…), y que todos los bienes inmuebles radican en España, añadiendo que, en cualquier caso, existían razones de orden público que justificaban la no aplicación de la ley inglesa, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 12.3º Cc, en concreto, la situación de desamparo del menor al haber sido despojado de sus derechos hereditarios. Por su parte demandados don Alexis, don Ricardo y Almer Real Estate Consultants S.L. rechazaron estos argumentos aseverando que ya que la única nacionalidad del difunto era la británica, contando con bienes inmuebles, tanto en España como en Iraq, Líbano y Reino Unido, por lo que no resultaba de aplicación el reenvío a la legislación española previsto en el art. 12.2º Cc. La Audiencia al dar la razón a estos últimos consideró que la nacionalidad del difunto, al momento de su fallecimiento, era la británica, dada la contundencia de las pruebas al respecto, por consiguiente afirmó, con referencia a la Sentencia del Tribunal Supremo de 12 de enero de 2015 que: “el alegado error en la aplicación del derecho sería consecuencia lógica de la hipotética apreciación, a su vez, de error en cuanto a la nacionalidad del difunto, y acreditado que era la británica, también consta acreditado de forma documental que poseía bienes fuera de España, no solo inmuebles, sino también muebles (acciones en una sociedad con domicilio en Londres), lo que impide el reenvío a la ley española previsto en el art. 12.2º Cc, por implicar el fraccionamiento de la normativa legal aplicable a la sucesión hereditaria, ruptura del principio de universalidad y vulneración del principio de armonización jurisprudencialmente consagrado”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s