El pleno del Comité Económico y Social Europeo adopta un dictamen sobre la Ley Europea de Libertad de los Medios de Comunicación (14 diciembre 2022)

El 14 de diciembre de 2022 el pleno del Comité Económico y Social Europeo adoptó un dictamen sobre la Ley Europea de Libertad de los Medios de Comunicación a partir de la Propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establece un marco común para los servicios de medios de comunicación en el mercado interior (Ley de Libertad de los Medios de Comunicación) y se modifica la Directiva 2010/13/UE [COM(2022) 457 final – 2022/0277 (COD)]. Fueron ponentes de este Dictamen Christian Moos y T.A. Wróblewski.

Este Dictamen acoge con satisfacción la Ley Europea de Libertad de los Medios y todas las iniciativas de la UE relacionadas con el objetivo de abordar los preocupantes desarrollos en el área de la libertad de los medios en los últimos años. El dictamen contiene una serie de recomendaciones sobre:

Independencia editorial y de los periodistas

El CESE acoge favorablemente las propuestas para reforzar y defender la independencia editorial. Subraya también la necesidad de defender la independencia de los periodistas y editores, es decir, el derecho de los editores a determinar una línea editorial de publicación. El CESE ha detectado que en varios países de la UE tanto los medios de comunicación públicos como los privados con estrechos vínculos con el poder están sujetos a una creciente influencia política y económica. Esto es incompatible con el papel de los medios de comunicación como cuarto poder. El Reglamento no especifica cómo puede conciliarse la independencia editorial con los derechos e intereses legítimos de los editores o propietarios de medios de comunicación privados.

Necesidad de recursos financieros para asegurar la independencia de los medios públicos; transparencia en la asignación de la publicidad estatal

El CESE subraya la importancia de que existan salvaguardias para la independencia de los prestadores de servicios de medios de comunicación públicos y de que estos cuenten con recursos financieros adecuados y estables; sin embargo, debe existir un sistema eficaz de controles que mantenga la eficacia del gasto de los recursos. El CESE considera que un organismo independiente es la mejor opción para definir el importe adecuado de financiación necesario para que los prestadores de servicios de medios de comunicación públicos puedan cumplir su misión, siempre que este no sea designado políticamente. Las tendencias actuales de politizar la cuestión de la financiación de los prestadores de servicios de medios de comunicación públicos constituyen una amenaza considerable para la libertad de los medios de comunicación

Transparencia de la propiedad de los medios.

El CESE considera que las obligaciones de los prestadores de servicios de medios de comunicación, no son suficientes para garantizar la transparencia de la propiedad de los medios de comunicación. La ausencia de transparencia en la propiedad de los medios de comunicación es un motivo importante de la falta de libertad editorial y de los obstáculos al periodismo de calidad (de acuerdo con los criterios periodísticos). Los prestadores de servicios de medios de comunicación, así como las plataformas en línea, deben actuar de modo que su propiedad sea transparente para los usuarios de los medios de comunicación. La protección de los datos y de la privacidad no debe obstaculizar la transparencia de la propiedad de los medios de comunicación. En el caso de los pequeños medios de comunicación, los requisitos establecidos no deben dar lugar a una carga administrativa excesiva.

Medidas para garantizar la independencia de los organismos reguladores nacionales

El dictamen también pide medidas para garantizar la independencia de los organismos reguladores nacionales, especialmente en el contexto de la futura junta europea de servicios de medios.

“1.5. El CESE acoge favorablemente las propuestas para reforzar y defender la independencia editorial. Subraya también la necesidad de defender la independencia de los periodistas y editores.

1.6. Los medios de comunicación públicos solo tienen sentido si son totalmente independientes de la influencia política. Unos recursos financieros adecuados y estables son una salvaguardia fundamental a este respecto, siempre y cuando un sistema eficaz de controles garantice la eficacia del gasto.

1.7. El CESE considera que los requisitos de transparencia vinculantes de la propiedad de los medios de comunicación son importantes. En el caso de los pequeños medios de comunicación, los requisitos establecidos no deben dar lugar a una carga administrativa excesiva.

1.8. El CESE expresa su preocupación por la falta de independencia de algunos organismos reguladores nacionales, y pide un marco que garantice su independencia.

1.9. El CESE acoge con satisfacción la creación de un Comité Europeo de Servicios de Medios de Comunicación, pero insiste en su plena independencia, ya que la UE debería actuar como ejemplo de buenas prácticas encaminadas a lograr la plena independencia de los organismos reguladores nacionales. La participación de organismos reguladores nacionales que no sean independientes es desaconsejable”

Concentración del mercado de los medios de comunicación

El CESE valora positivamente que la Comisión Europea reconozca que la concentración del mercado de los medios de comunicación, cuando conduce a monopolios, puede constituir una amenaza sustancial para la libertad y la pluralidad de estos. No obstante, la concentración del mercado puede ser significativa y no tiene por qué tener estos efectos negativos. Sin embargo recomienda que se definan normas mínimas a escala de la Unión de conformidad con las actuales disposiciones de la legislación de la UE contra la concentración. Al efecto pide a los legisladores que adopten normas vinculantes en las que se respete debidamente la libertad de decisión empresarial y se eviten la burocracia y los costes innecesarios. Y advierte que cuando los reguladores nacionales no evalúen de manera suficiente la concentración del mercado de los medios de comunicación, la Comisión Europea debe reaccionar de conformidad con las disposiciones vigentes de la legislación de la UE contra la concentración.

Deja un comentario Cancelar respuesta