El nuevo Informe de convergencia prepara por la Comisión de la UE analiza la preparación de los Estados miembros para unirse a la zona del euro y facilita la incorporación de Croacia (1 junio 2022)

El 1 de junio de 2022 la Comisión Europea ha concluido que Croacia está preparada para adoptar el euro el 1 de enero de 2023, elevando a veinte el número de Estados miembros de la zona del euro. También ha adoptado propuestas de Decisión y Reglamento del Consejo sobre la introducción del euro en Croacia

Antecedentes

El Informe de Convergencia de la Comisión Europea constituye la base para la decisión del Consejo de la UE sobre si un Estado miembro cumple las condiciones para unirse a la zona del euro y se publica en paralelo con el Informe de Convergencia del BCE. Este tipo de informes de convergencia se publican cada dos años, o cuando existe una solicitud específica de un Estado miembro para evaluar su preparación para unirse a la zona del euro.

Todos los Estados miembros, excepto Dinamarca, están legalmente comprometidos a unirse a la zona del euro. Dinamarca, que negoció un acuerdo de exclusión voluntaria en el Tratado de Maastricht, por lo tanto, no está cubierta por el Informe.

Si bien la pandemia de Covid-19 y la subsiguiente recuperación económica en 2021 tuvieron un impacto muy significativo en los hallazgos del Informe de Convergencia de 2022, el impacto de la invasión no provocada de Rusia a Ucrania que comenzó en febrero de 2022 en los datos históricos utilizados para preparar el Informe ha sido limitado. La medida en que los indicadores de convergencia económica se ven afectados por la crisis desencadenada por la agresión militar de Rusia, así como por otros desarrollos económicos en curso, se refleja completamente en las proyecciones económicas para 2022 y 2023, que la Comisión publicó el 16 de mayo de 2022 (Primavera de 2022 de la Comisión Previsión económica) y que se utilizan para evaluar la sostenibilidad de la convergencia.

Informe de convergencia de 2022

La conclusión se establece en el Informe de convergencia de 2022, que evalúa el progreso que han realizado Bulgaria, Chequia, Croacia, Hungría, Polonia, Rumanía y Suecia para unirse a la zona del euro. Estos son los siete Estados miembros no pertenecientes a la zona del euro que están legalmente comprometidos con la adopción del euro.

El Informe concluye que:

  • Solo Croacia y Suecia cumplen el criterio de estabilidad de precios.
  • Todos los Estados miembros cumplen el criterio de las finanzas públicas, excepto Rumanía, que es el único Estado miembro sujeto a un procedimiento de déficit excesivo.
  • Bulgaria y Croacia son los dos Estados miembros que cumplen el criterio del tipo de cambio.
  • Bulgaria, Croacia, Chequia y Suecia cumplen el criterio del tipo de interés a largo plazo.

Añade el Informe  que Croacia cumple los cuatro criterios de convergencia nominal y que su legislación es totalmente compatible con los requisitos del Tratado y los Estatutos del Sistema Europeo de Bancos Centrales/BCE.

Adopción del euro en Croacia

Documentación

A la luz de la evaluación de la Comisión, y teniendo en cuenta los factores adicionales pertinentes para la integración y la convergencia económicas, incluida la evolución de la balanza de pagos y la integración de los mercados financieros, laborales y de productos, la Comisión considera que Croacia cumple las condiciones para la adopción del euro . Por lo tanto, también ha adoptado propuestas de Decisión y Reglamento del Consejo sobre la introducción del euro en Croacia.

El Consejo tomará las decisiones finales sobre la adopción del euro por parte de Croacia en la primera quincena de julio, tras los debates en el Eurogrupo y en el Consejo Europeo, y después de que el Parlamento Europeo y el BCE hayan emitido sus dictámenes.

El Informe, por lo tanto, marca un paso crucial e histórico en el camino de Croacia hacia la adopción del euro.

Evaluación general de la preparación

En todos los Estados miembros no pertenecientes a la zona del euro examinados excepto Croacia, el Informe también encuentra que la legislación nacional en el campo monetario no es totalmente compatible con la legislación de la UEM y con el Estatuto del Sistema Europeo de Bancos Centrales/BCE.

La Comisión también examinó factores adicionales mencionados en el Tratado que deben tenerse en cuenta en la evaluación de la sostenibilidad de la convergencia. Este análisis muestra que los Estados miembros examinados están generalmente bien integrados económica y financieramente en la UE. Sin embargo, algunos de ellos aún experimentan vulnerabilidades macroeconómicas y/o enfrentan desafíos relacionados con su entorno empresarial y marco institucional que pueden plantear riesgos en cuanto a la sostenibilidad del proceso de convergencia.

La implementación efectiva de las reformas e inversiones establecidas en sus planes nacionales de recuperación y resiliencia abordarán los desafíos macroeconómicos clave. En el caso de Hungría y Polonia, la Comisión está evaluando actualmente los planes para asegurarse de que se cumplen todos los criterios de evaluación.