Persona que invoca una vulneración de sus derechos de la personalidad, resultante de la publicación de un artículo en Internet (STJ 1ª 17 junio 2021, as. C-800/19)

 

La Sentencia del Tribunal de Justicia, Sala Primera, de 17 de junio de 2021 (as. C‑800/19: Mittelbayerischer Verlag KG) declara que el Derecho de la Unión (Reglamento Bruselas I)  debe interpretarse en el sentido de que el órgano jurisdiccional del lugar en el que se encuentra el centro de intereses de una persona que alega que sus derechos de personalidad han sido vulnerados por un contenido publicado en un sitio de Internet es competente para conocer, por la totalidad del daño alegado, de una acción de responsabilidad interpuesta por esa persona únicamente si ese contenido permite identificar, directa o indirectamente, a dicha persona como individuo.

SM es un nacional polaco residente en Varsovia (Polonia) que fue prisionero en el campo de exterminio de Auschwitz (Polonia) durante la Segunda Guerra Mundial. Ejerce actividades dirigidas a preservar la memoria, en la conciencia pública, de las víctimas de los crímenes cometidos por la Alemania nazi contra los polacos durante ese conflicto. Mittelbayerischer Verlag es una sociedad establecida en Ratisbona (Alemania). Publica un periódico regional en lengua alemana en su sitio de Internet, accesible también desde otros países, incluido Polonia. El 15 de abril de 2017, en ese sitio de Internet se publicó un artículo titulado «Ein Kämpfer und sein zweites Leben» (Un luchador y su segunda vida). Este artículo, que tiene por objeto el destino, durante y después de la Segunda Guerra Mundial, del Sr. Israel Offman, judío superviviente del Holocausto, menciona la circunstancia de que la hermana de este «fue asesinada en el campo de exterminio polaco de Treblinka».

El 27 de noviembre de 2017, SM interpuso un recurso contra Mittelbayerischer Verlag ante el Sąd Okręgowy w Warszawie (Tribunal Regional de Varsovia, Polonia), con el que solicitaba la protección de sus derechos de la personalidad, en particular de su identidad y su dignidad nacionales, que habían sufrido menoscabo debido a la utilización de dicha expresión. Mediante auto de 5 de abril de 2019, el Sąd Okręgowy w Warszawie (Tribunal Regional de Varsovia) desestimó la excepción de inadmisibilidad planteada por Mittelbayerischer Verlag y consideró que concurrían los requisitos para conocer del recurso interpuesto por SM en virtud del art. 7, punto 2, de dicho Reglamento. Así pues, según ese órgano jurisdiccional, dado que el sitio de Internet de Mittelbayerischer Verlag y el artículo controvertido publicado en este podían consultarse en Polonia y que la expresión «campo de exterminio polaco», utilizada en ese artículo, podía llamar la atención de los lectores polacos, Mittelbayerischer Verlag habría podido prever tanto que el territorio de Polonia se considerase el lugar de la vulneración de los derechos de la personalidad de esos lectores como la contingencia de que fuera demandada ante los tribunales polacos.

El 25 de abril de 2019, Mittelbayerischer Verlag interpuso un recurso contra ese auto ante el órgano jurisdiccional remitente, el Sąd Apelacyjny w Warszawie (Tribunal de Apelación de Varsovia), alegando la infracción del art. 7, punto 2, Reglamento (UE) n.º 1215/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de diciembre de 2012, relativo a la competencia judicial, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil. En su opinión, se aplicó esta disposición, pese a que no le era razonablemente posible prever que se interpusiera un recurso contra ella ante los tribunales polacos por la publicación de dicho artículo, ya que el contenido de este no atañe a SM y ni siquiera a la República de Polonia. En estas circunstancias, el Sąd Apelacyjny w Warszawie (Tribunal de Apelación de Varsovia) decidió suspender el procedimiento y plantear al Tribunal de Justicia si el art. 7, punto 2, del Reglamento n.º 1215/2012 debe interpretarse en el sentido de que el órgano jurisdiccional del lugar en el que se encuentra el centro de intereses de una persona que alega que sus derechos de personalidad han sido vulnerados por un contenido publicado en un sitio de Internet es competente para conocer, por la totalidad del daño alegado, de una acción de responsabilidad interpuesta por esa persona únicamente si ese contenido permite identificar, directa o indirectamente, a dicha persona como individuo.

Apreciaciones del Tribunal de Justicia

Para que puedan alcanzarse los objetivos de previsibilidad de las normas de competencia previstas por el Reglamento n.º 1215/2012 y de seguridad jurídica que este persigue, la citada conexión debe, en el supuesto de que una persona alegue que sus derechos de la personalidad han sido vulnerados por un contenido publicado en Internet, basarse no en elementos exclusivamente subjetivos, vinculados únicamente a la sensibilidad individual de esa persona, sino en elementos objetivos y verificables que permitan identificar, directa o indirectamente, a esta como individuo. La mera pertenencia de una persona a un amplio grupo identificable, como el contemplado por el órgano jurisdiccional remitente en su primera cuestión prejudicial, tampoco permite alcanzar esos objetivos de previsibilidad de las reglas de competencia y de seguridad jurídica, puesto que los centros de intereses de los miembros de tal grupo pueden encontrarse potencialmente en cualquier Estado miembro de la Unión. En opinión del Tribunal de Justicia, aunque en el caso de autos resulta manifiesto que SM no está identificado como individuo, ni directa ni indirectamente, en el contenido publicado en el sitio de Internet de Mittelbayerischer Verlag, aquel considera que la utilización, en ese contenido, de la expresión que critica constituye, habida cuenta de su pertenencia al pueblo polaco, una vulneración de sus derechos de la personalidad. En tales circunstancias, no existe una conexión particularmente estrecha entre el órgano jurisdiccional del lugar en el que se encuentra el centro de intereses de la persona que invoca esos derechos de la personalidad y el litigio de que se trata, de modo que ese órgano jurisdiccional no es competente para conocer del litigio en virtud del art. 7, punto 2, del Reglamento n.º 1215/2012.

Deja un comentario