Brexit: Acuerdo de retirada (II). El Consejo da el visto bueno para que comiencen las conversaciones y adopta directrices de negociación

El Consejo adoptó el 25 de febrero de 2020 una decisión que autoriza la apertura de negociaciones para una nueva asociación con el Reino Unido y nomina formalmente a la Comisión como negociadora de la UE. El Consejo también adoptó directrices de negociación que constituyen un mandato a la Comisión para las negociaciones. El Consejo ha adoptado un mandato claro y firme para su negociador, Michel Barnier.

Según la Comisión, la referida decisión confirma

  • su disposición  de ofrecer una asociación ambiciosa, amplia y equilibrada al Reino Unido en beneficio de ambas partes;
  • que ya.está lista para comenzar las negociaciones;
  • que desea establecer una asociación económica ambiciosa, amplia y equilibrada con el Reino Unido.

El mandato subraya que la futura asociación debe estar respaldada por compromisos sólidos para garantizar la igualdad de condiciones para una competencia abierta y justa, dada la proximidad geográfica y la interdependencia económica de la UE y el Reino Unido. La UE tiene la intención de establecer un acuerdo de libre comercio con el Reino Unido que garantice que se apliquen aranceles y cuotas cero al comercio de bienes. Este acuerdo debe prever la cooperación en aspectos aduaneros y reglamentarios. También debe incluir una gestión y supervisión efectivas, solución de controversias y disposiciones de aplicación. En el caso de la pesca , el mandato establece que la futura asociación debería mantener el acceso recíproco existente a las aguas, así como las cuotas estables. El acuerdo sobre la pesca debería establecerse antes del 1 de julio de 2020, para dar tiempo a determinar las posibilidades de pesca después del final del período de transición. El mandato también contiene disposiciones para la cooperación futura en áreas como el comercio digital, la propiedad intelectual, la contratación pública, la movilidad, el transporte y la energía. La UE buscará establecer una asociación de seguridad integral con el Reino Unido. La asociación debe comprender la aplicación de la ley y la cooperación judicial en materia penal, así como la política exterior, la seguridad y la defensa. El mandato prevé que la futura asociación debe integrarse en un marco general de gobernanza que cubra todas las áreas de cooperación.

Deja un comentario