No es aplicable en España una normativa extranjera que discrimina a las hijas en materia de sucesiones

El Registrador de la Propiedad denegó la inscripción de la escritura de aceptación y adjudicación de la herencia causada por un nacional iraní por ser contrario al orden público internacional que, según la legislación iraní, el hijo varón del causante reciba el doble que la hija. La Res. DGRN 20 julio 2016 confirma la calificación negativa del Registrador. Al causante, de nacionalidad iraní y residente en España, le suceden una hija, española, y un hijo, siendo aplicable a su sucesión su ley nacional que otorga a los varones el doble que a las mujeres a la hora de adjudicar el caudal relicto. Y conforme a la ley islámica se adjudicó su herencia, que fue aceptada por sus dos herederos. La aplicación en España de la referida norma extranjera es contraria a los principios que fundamentan el ordenamiento jurídico español por contravenir el principio de no discriminación. Conlleva que a la hija heredera se le adjudique la mitad de cuota que a su hermano. Las autoridades españolas deben garantizar el respeto a dicho principio, aunque se aleguen principios culturales o tradiciones del ordenamiento nacional del derecho sucesorio aplicable. Debe ser aplicada la excepción de orden público internacional a la sucesión mortis causa internacional que vulnere los principios orientadores del ordenamiento, aunque con ello resulte afectada la propia parte recurrente, siendo extensible a la aceptación de documentos públicos. En consecuencia, no puede aplicarse en España la normativa nacional del causante. Por todo ello, procede declarar que carece de causa la adjudicación a un heredero en España de una cuota distinta a la que resultaría de aplicar el referido principio de no discriminación.

Leer más

Deja un comentario