El Consejo de la Unión Europea ha adoptado una serie de medidas sobre el control de las exportaciones de armas

Terrorism

El Consejo ha anunciado el 16 de septiembre de 2019 la adopción de unas Conclusiones, una nueva Decisión por la que se actualizan las normas comunes de la UE y una guía del usuario actualizada. En la nueva Decisión se modifica la Posición Común del Consejo de 8 de diciembre de 2008 sobre el control de las exportaciones de armas, así como una guía del usuario revisada. También ha adoptado unas Conclusiones sobre la revisión de la Posición Común.

La Decisión del Consejo tiene en cuenta una serie de acontecimientos, tanto a nivel de la Unión Europea como a nivel internacional, que han dado lugar a nuevas obligaciones y compromisos para los Estados miembros desde la adopción de la Posición Común de 2008. Entre estos acontecimientos cabe citar, en particular, la entrada en vigor, el 24 de diciembre de 2014, del Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA), que regula el comercio internacional de armas convencionales. Todos los Estados miembros son Estados parte en el TCA. El objetivo del TCA es establecer normas internacionales comunes del máximo rigor posible para regular o mejorar la regulación del comercio internacional de armas convencionales, prevenir y eliminar el tráfico ilícito de armas convencionales y prevenir su desviación.

En sus Conclusiones, el Consejo recuerda su compromiso de reforzar el control de la exportación de tecnología y equipos militares y de reforzar la cooperación y promover la convergencia en el ámbito de las exportaciones de tecnología y equipos militares en el marco de la política exterior y de seguridad común. Esto lo hace a través del establecimiento, la defensa y la aplicación de normas comunes de alto nivel para la gestión de las transferencias de tecnología y equipos militares por parte de todos los Estados miembros.

El Consejo reafirma que los equipos y tecnología militares deben ser objeto de un comercio responsable y sometido a rendición de cuentas. Reitera su determinación de promover la cooperación y la convergencia de las políticas de los Estados miembros para evitar la exportación de tecnología y equipos militares que pudieran utilizarse para fines de represión interna o agresión internacional o contribuir a la inestabilidad regional.

 

Deja un comentario