Norma de calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibérico: requisitos de utilización de la denominación “de cebo”

cerdo_iberico_aracena

La Sentencia del Tribunal de Justicia, Sala Primera, de 14 de junio de 2018 (as. C-169/17: Asociación Nacional de Productores de Ganado Porcino), se pronuncia sobre una cuestión prejudicial suscitada por el Tribunal Supremo español a propósito el Real Decreto 4/2014, de 10 de enero, por el que se aprueba la norma de calidad para la carne, el jamón, la paleta y la carne de lomo ibérico fue objeto de un recurso contencioso-administrativo ordinario interpuesto por la asociación ante el órgano jurisdiccional remitente, el Tribunal Supremo. En apoyo de dicho recurso, la asociación alega que el Real Decreto en cuestión provoca una distorsión de la competencia en la Unión Europea, al imponer un aumento de los costes de producción del cerdo ibérico en España. El Tribunal de Justicia considera que la normativa nacional de que se trata en el litigio principal no se refiere a una denominación genérica utilizada habitualmente en el territorio de la Unión y, por otra parte, no contiene prohibiciones de importación o venta de productos derivados del cerdo ibérico con denominaciones distintas de las que contempla. En efecto, la normativa en cuestión en el litigio principal contiene una disposición, interpretada por el tribunal remitente en el sentido de que los productos derivados del cerdo ibérico y elaborados de conformidad con las normas aplicables en otros Estados miembros de la Unión con denominaciones parecidas, similares o idénticas respecto a las contenidas en el Real Decreto 4/2014, pueden ser importados y comercializados en el mercado español con tales denominaciones, aun cuando no satisfagan plenamente las exigencias establecidas por dicho Real Decreto. Esta norma así interpretada garantiza que la normativa nacional en cuestión en el litigio principal no suponga un obstáculo al comercio interestatal. En estas circunstancias, el Tribunal de Justicia considera que el art. 34 TFUE no se opone a una normativa nacional como la controvertida en el litigio principal, que establece que la denominación de venta «ibérico de cebo» solo puede atribuirse a los productos que cumplen determinados requisitos exigidos por dicha normativa nacional, ya que esta permite la importación y comercialización de productos de Estados miembros distintos del que ha adoptado dicha normativa nacional, con las denominaciones que lleven con arreglo a la normativa de su respectivo Estado miembro de origen, aun cuando sean parecidas, similares o idénticas a las denominaciones establecidas por la normativa nacional controvertida en el litigio principal. Asimismo, el Tribunal de Justicia considera que que la normativa en cuestión en el litigio principal no distingue entre los productos destinados a ser vendidos en el mercado nacional, por una parte, y los productos destinados al mercado de la Unión, por otra. En efecto, todos los productores españoles que deseen vender sus productos derivados del cerdo ibérico con las denominaciones de venta establecidas en el Real Decreto 4/20014 están obligados a respetar las exigencias de dicha disposición, con independencia del mercado en que pretendan vender sus productos. Por lo tanto, el Tribunal de Justicia declara que el art. 35 TFUE no se opone a una normativa nacional como la controvertida en el litigio principal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s