María Fernández: «De la crisis sanitaria a la energética» (25 noviembre 2022)

La Nueva España (25.11.2022) La exvicepresidenta de la Comisión Nacional de los Mercados, María Fernández, repasa en su ponencia los vaivenes que han alterado los objetivos de la década: «Sincronizar los cambios tecnológicos con los normativos es clave».

La economista ovetense María Fernández Pérez llevó a la biblioteca del Edificio Histórico de la Universidad de Oviedo la actualidad energética y la guerra de Ucrania. Bajo el título «Los años 20: la década de la transición y la transformación», la exvicepresidenta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia pronunció ayer la conferencia magistral del acto de Santa Catalina de Alejandría. «En 2019, si bien la situación económica mundial y europea era relativamente estable, comenzaba a mostrar signos de enfriamiento. En palabras del Fondo Monetario Internacional, las perspectivas de crecimiento de la economía mundial eran precarias a finales de 2019», comenzó diciendo Fernández. Y llegó el covid. «Con estas perspectivas entramos en 2020 y el mundo se para y es cuando nos damos cuenta de que es mucho más fácil parar que volver a arrancar y retomar el rumbo», señaló.

La crisis sanitaria se traslada a los mercados energéticos a principios de 2021. Comienzan a subir los precios de los combustibles fósiles y especialmente del gas. Sobre esto último María Fernández se detuvo y lanzó una advertencia: «Mientras no exista capacidad de almacenamiento eléctrico, a precios asequibles, y no se desarrollen tecnologías limpias que aporten un poder calorífico suficiente, como el hidrógeno verde, el gas natural será una fuente energética esencial y cualquier perturbación en el mercado gasista tendrá un impacto directo». A juicio de la expresidenta de la Comisión Nacional de los Mercados, «los objetivos de la década, como de transición verde, transformación digital y el aumento de la cohesión social, se están viendo alterados por los sucesivos acontecimientos desencadenados en los últimos tres años». Así las cosas, concluyó, «la sincronía de los cambios tecnológicos con las capacidades reales y los cambios normativos, económicos y sociales se tornan esenciales para atenuar los efectos de las perturbaciones y alcanzar los objetivos marcados para el final de la década»

Deja un comentario Cancelar respuesta