LXXII Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

En 1950, la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas decidió que cada 10 de diciembre se celebraría el Día Universal de los Derechos Humanos, para que todos y todas podamos recordar la importancia de conocer nuestra protección ante determinadas situaciones. La Declaración Universal de Derechos Humanos sigue siendo igual de pertinente hoy día que en 1948, cuando fue proclamada y aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas. La adopción no puso fin a los abusos contra los derechos humanos. Este documento nos recuerda cuáles son nuestras libertades y derechos necesarios para vivir una vida digna, en libertad e igualdad, pero, a su vez nos recuerda porqué debemos seguir luchando colectivamente y, nos exige una educación en la diversidad que permita desarticular los prejuicios que nos dividen como sociedad; es, por lo tanto,  una tarea compartida por todas y todos.

Este año, el tema del Día de los Derechos Humanos está relacionado con la pandemia de COVID-19 y se centra en la necesidad de reconstruir para mejorar, asegurándose de que los derechos humanos sean la base para los esfuerzos de recuperación. Solo se alcanzarán estos objetivos comunes en todo el mundo si somos capaces de crear igualdad de oportunidades para todos, abordar los fracasos que la pandemia ha dejado en evidencia y aplicar las normas de derechos humanos para hacer frente a las desigualdades, la exclusión y la discriminación arraigadas, sistemáticas e intergeneracionales.

El 10 de diciembre es una oportunidad para reafirmar la importancia de los derechos humanos para construir de nuevo el mundo es preciso que se fomente, la necesidad de solidaridad mundial y la interconexión y humanidad que compartimos como seres humanos.

En el marco del llamamiento general a la acción de las Naciones Unidas en materia de derechos humanos «Defienda los derechos humanos», el objetivo es que participen el público en general, nuestros socios y el sistema de las Naciones Unidas para impulsar la acción transformadora y mostrar ejemplos prácticos e inspiradores que puedan contribuir a la recuperación y al fomento de sociedades más resilientes y justas.

Deja un comentario