Conclusiones del Consejo Europeo de 21 de julio de 2020: un paso positivo para la recuperación

fb4b1be7-32a2-884c-b31c-d1d5935ace43

Después de cinco días de intensas discusiones, los Jefes de Estado y de Gobierno llegaron a un compromiso político. Los participantes consideran que el Instrumento de Recuperación es un paso importante hacia una nueva ambición para la Unión: más ecológica, más competitiva y digital. Este préstamo masivo es un momento histórico para la Unión Europea.

Tras unas difíciles negociaciones en la cumbre de los días 17 a 21 de julio se ha llegado a un acuerdo sobre el paquete de recuperación y el presupuesto europeo para los próximos siete años por un monto de 1074 mil millones de euros. se han movilizado 750 mil millones de euros para apoyar una capacidad de recuperación económica.

Según un comunicado del presidente Charles Michel después del Consejo Europeo Especial

“Consideramos que el estado de derecho, la gobernanza, nuestros valores comunes deberían estar allí. También estuvieron involucrados en las decisiones que tomamos hoy. Como puede ver, hemos demostrado que la magia del proyecto europeo funciona, porque cuando pensamos que es imposible, hay resistencia gracias al respeto, gracias a la cooperación, también gracias a la voluntad de trabajar juntos. , para superar las dificultades juntos, gracias al respeto mutuo, existe esta capacidad de enfrentar estando unidos, unidos.

Esta es la magia del proyecto europeo. Más allá de las diferencias, más allá de las sensibilidades, más allá de las opiniones, hemos demostrado. Es una señal que enviamos en Europa a los europeos, que también enviamos al resto del mundo: que esta Unión Europea es una unión de valores, esta unión, que reúne a 450 millones de ciudadanos, tiene la capacidad, cuando el momento lo exige, para responder con fuerza, con solidez.

La señal que estamos enviando es una señal de confianza y creo que es una señal esencial en un momento en que el mundo y Europa han sido golpeados por una crisis sin precedentes. Hace unas horas, se observaron más de 600,000 muertes debido al Covid-19.

Sabemos que esta crisis afecta y afectará a familias, mujeres y hombres. Sabemos que la responsabilidad de los líderes políticos en el marco democrático que nos une es poder demostrar nuestra capacidad para garantizar que proporcionemos respuestas concretas, que sean reales.

Y la decisión que se toma no es una decisión virtual. Es una decisión concreta que tendrá y debe tener un impacto positivo para garantizar que podamos mirar hacia el futuro con la determinación de estar a la altura de este desafío”.

De acuerdo con las conclusiones del Consejo Europeo de 21 de julio de 2020, la crisis del Covid-19 plantea un desafío de proporciones históricas para Europa. La UE y sus Estados miembros han tenido que adoptar medidas de emergencia para proteger la salud de los ciudadanos y evitar el colapso de la economía. Lentamente, se está saliendo de la grave crisis sanitaria. Aunque sigue siendo necesario extremar la vigilancia de la situación sanitaria, ahora la atención se desplaza a mitigar los daños socioeconómicos. Esto requiere un esfuerzo sin precedentes y un planteamiento innovador que impulsen la convergencia, la resiliencia y la transformación en la Unión Europea.

A petición de los jefes de Estado o de Gobierno, la Comisión presentó a finales de mayo un paquete de medidas de gran alcance que aunaba el futuro marco financiero plurianual (MFP) y medidas específicas de recuperación en el marco de “Next Generation EU”.

A partir de las amplias consultas que ha mantenido el presidente del Consejo Europeo y de los trabajos realizados en el Consejo, las conclusiones presentan una solución equilibrada que atiende a los intereses y las posiciones de todos los Estados miembros. Se trata de un paquete ambicioso y exhaustivo que reúne el clásico MFP junto con medidas extraordinarias de recuperación destinadas a hacer frente a los efectos de una crisis sin precedentes, atendiendo al interés superior de la UE.

La primera parte de las conclusiones trata de las medidas de recuperación, que son significativas, focalizadas y de duración limitada. Son significativas debido al gran alcance de las consecuencias de la crisis. Son focalizadas porque deben ir orientadas a las regiones y los sectores más afectados por la crisis. Son de duración limitada ya que el MFP y las normas que lo rigen siguen siendo el marco fundamental para la planificación y ejecución presupuestarias de la Unión. Los fondos adicionales generados por el empréstito de la UE se desembolsarán en forma de subvenciones y préstamos a través de instrumentos y programas del MFP, garantizando así la homogeneidad y la coherencia. “Next Generation EU” y el MFP contribuirán a transformar la UE a través de sus principales políticas, en particular el Pacto Verde Europeo, la revolución digital y la resiliencia.

La segunda parte se centra en el MFP para el periodo 2021-2027. El planteamiento se basa en la propuesta de febrero, que se ha adaptado para responder a la crisis de la COVID-19 y en vista de las medidas adoptadas en el marco de “Next Generation EU”.

Deja un comentario