Avances para una nueva asociación UE-Marruecos

Según informa «Marruecos Informa», el 21 de octubre de 2019, las relaciones entre la UE y Marruecos se han recuperado después de un largo período. A principios de 2019, el Parlamento Europeo aprobó enmiendas a la asociación UE-Marruecos y los acuerdos de pesca que resolvieron la disputa sobre la inclusión del Sahara en el alcance de estos acuerdos. Esto ha ayudado a allanar el camino para la declaración conjunta al éxito del Consejo de Asociación en junio, que establece una serie de objetivos ambiciosos para la seguridad común, la gestión de la migración, el clima, el comercio y el desarrollo. , y en muchas otras áreas.

Cabe retener que el Consejo adoptó el 4 de marzo de 2019 una Decisión relativa a la celebración del Acuerdo de colaboración de pesca sostenible entre la UE y el Reino de Marruecos, de su Protocolo de aplicación y del Canje de Notas adjunto al Acuerdo, abriendo así el camino a su aplicación futura. La adopción tuvo lugar tras la referida aprobación dada por el Parlamento Europeo el 12 de febrero de 2019 y constituye el último trámite formal por parte de la UE. No obstante, antes de que el Acuerdo pueda entrar en vigor, el Reino de Marruecos ha de llevar a término su proceso interno de ratificación. El Protocolo de aplicación del Acuerdo, que tiene cuatro años de duración, asigna a la UE posibilidades de pesca en contrapartida de una contribución financiera global de 208 millones de euros. Una parte importante de dicha contribución se utilizará para promover el desarrollo sostenible de la economía de la pesca en Marruecos y del sector pesquero en el Sáhara Occidental.

Intereses comunes

El cambio de tono y sustancia refleja una reevaluación estratégica de ambos lados de sus intereses centrales. Con Túnez y Argelia en transición política, Libia en medio de conflictos internos e insurgencias persistentes en el Sahel, Marruecos es para la UE un raro ejemplo de estabilidad política en su turbulento vecindario del sur y ha surgido ser un socio confiable y efectivo en el control del terrorismo y la migración. En el último, en 2018-2019, se impidió que unos 135,000 migrantes irregulares llegaran a Europa por mar frente a la costa de Marruecos, 38.000 personas fueron rescatadas en el mar y más de 300 redes de tráfico han sido desmantelados

Ante los conflictos y la inestabilidad que caracterizan a la región del norte de África y, por extensión, a la propia Europa, la UE tiene todo el interés en apoyar una solución pacífica a la disputa del Sahara. En su declaración conjunta, elogió los esfuerzos realizados bajo los auspicios de las Naciones Unidas.

Los intereses comerciales de Europa también son importantes en Marruecos, con grandes existencias de inversión europea, particularmente en la industria automotriz.

En general, desde que se unió a la Unión Africana, Rabat ha sido uno de los socios más importantes de la UE para avanzar en su estrategia en África, que la actual Presidencia finlandesa ha identificado como una prioridad. importante. Para Marruecos, la UE sigue siendo su principal socio económico, representando más de la mitad de su comercio e inversión, y tiene vínculos muy importantes con Europa a través de las grandes comunidades nacidas en Marruecos en España, en Francia y en otros lugares, que generan ingresos significativos de las transferencias de dinero y el turismo. Marruecos comparte intereses en el control de la migración ilegal y el terrorismo, que pueden amenazar su propia estabilidad y en la lucha contra el cambio climático. También necesita la comprensión y el apoyo de Europa en el tema del Sahara.

Los derechos humanos y la democracia siguen siendo motivo de controversia, aunque, en comparación con muchos otros países del Medio Oriente y el norte de África, Marruecos ha tenido éxito en la promoción de la inclusión política y la responsabilidad del gobierno, áreas en las que el rey Mohammed VI ejerció un fuerte liderazgo.

Tres áreas merecen atención urgente

  • Reanudación de las negociaciones sobre una asociación de movilidad, en la que la contraparte esencial implicará, como siempre, que la UE facilite la migración legal de empresarios, estudiantes y trabajadores jóvenes, a cambio de Marruecos mediante la intensificación mayor cooperación en el control de ilegales, incluidos el retorno y la readmisión.
  • El fuerte compromiso de las dos partes en el Convenio de París significa que la cooperación al cambio climático es un área donde las cosas podrían salir bien: Marruecos ya es un líder en energía renovable (localización del parque de energía solar más grande del mundo) y un aumento en la inversión de la UE, el uso de subsidios de subvención junto con préstamos de sus bancos de desarrollo debería ser una prioridad.
  • Por último, pero no menos importante, ambas partes se comprometieron a reiniciar las negociaciones sobre un Acuerdo de Libre Comercio Integral y Profundo (CAFTA). Las negociaciones se han estancado desde 2014 y algunos sectores de la economía marroquí se oponen al temor de una apertura que ponga en peligro sus actividades.

Deja un comentario