Empleo de los métodos de la huella ambiental para medir y comunicar el comportamiento ambiental de los productos y las organizaciones a lo largo de su ciclo de vida (30 diciembre 2021)

El DO L 471 de 30.12.2021 publica la Recomendación (UE) 2021/2279 de la Comisión de 15 de diciembre de 2021 objeto es promover el uso de los métodos de la huella ambiental en las políticas pertinentes y en los sistemas relacionados con la medición o comunicación del comportamiento ambiental de todo tipo de productos (tanto bienes como servicios) u organizaciones en el ciclo de vida.

La proliferación  de métodos e iniciativas diferentes para evaluar y comunicar el comportamiento ambiental está generando confusión y desconfianza en la información sobre el comportamiento ambiental. Además, puede suponer costes adicionales para las empresas si las autoridades públicas, sus socios comerciales, las iniciativas privadas y los inversores les piden que midan el comportamiento ambiental de un producto o una organización sobre la base de métodos distintos. Tales costes reducen las oportunidades del comercio transfronterizo de productos ecológicos. Estas deficiencias del mercado de los productos ecológicos corren el riesgo de agravarse.

Los métodos de la huella ambiental de los productos y la huella ambiental de las organizaciones (“métodos de la huella ambiental”) permiten a las empresas medir y comunicar su comportamiento ambiental y, por tanto, competir en el mercado sobre la base de información ambiental fiable. Contienen instrucciones detalladas sobre cómo modelizar y calcular el impacto ambiental de los productos y las organizaciones. Los métodos de la huella ambiental se basan en prácticas, indicadores y normas existentes y aceptados internacionalmente.

Antecedentes

Al considerarse es esencial disponer de mediciones e informaciones fiables y correctas sobre el comportamiento ambiental de los productos y de las organizaciones para la toma de decisiones ambientales a diversos niveles, en 2013, la Comisión adoptó la Recomendación 2013/179/UE de la Comisión para fomentar el uso de métodos comunes para medir y comunicar el comportamiento ambiental de los productos y las organizaciones a lo largo de su ciclo de vida, recomendando su utilización a los Estados miembros, empresas, organizaciones privadas y a la comunidad financiera, y contiene dos anexos en los que se establecen los métodos propuestos.

Fase piloto

Con este objetivo la Comisión estableció un marco para avanzar en el desarrollo de los métodos de la huella ambiental con la participación de una amplia gama de partes interesadas entre las que figuran la industria y, en particular, las pymes, mediante una fase piloto que que se prolongó de 2013 a 2018.

En dicha fase se elaboraron reglas específicas de productos (reglas de categoría de huella ambiental de los productos, RCHAP) y normas sectoriales específicas (reglas sectoriales de huella ambiental de las organizaciones, RSHAO) con la participación activa de partes interesadas, completándose diecinueve RCHAP y dos RSHAO.

También se actualizaron los métodos de la huella ambiental en varios aspectos técnicos, tales como:

  1. aplicación del principio de importancia relativa («actuar cuando proceda»);
  2. procedimiento para definir un valor de referencia (que corresponde al perfil de huella ambiental del producto medio, también denominados producto representativo u organización representativa);
  3. acuerdos sobre la modelización de aspectos esenciales relativos al cambio climático, la electricidad, el transporte, las infraestructuras y equipos, los envases, el fin de vida y la agricultura;
  4. inclusión de la normalización y la ponderación;
  5. directrices sobre cómo incluir la biodiversidad como información ambiental adicional;
  6. mejora de algunos métodos de evaluación de impacto, con especial atención a los métodos relacionados con la toxicidad (toxicidad humana, efectos cancerígenos; toxicidad humana, efectos no cancerígenos; ecotoxicidad, agua dulce, uso del agua, uso del suelo, recursos y partículas);
  7. definición de factores de caracterización basados en datos de registro, evaluación, autorización y restricción de las sustancias y mezclas químicas (REACH);
  8. y una guía sobre las series de datos conformes a la huella ambiental.

Los resultados de la fase piloto se presentaron en el documento de trabajo de los servicios de la Comisión de 2019 titulado «Sustainable Products in a Circular Economy — Towards an Product Policy framework contribution to the Circular Economy» (Productos sostenibles en una economía circular: hacia una contribución del marco de la política de productos de la UE a la economía circular. En el mismo documento de trabajo de los servicios de la Comisión también se indicaban posibles usos de los métodos de la huella ambiental en la elaboración de políticas a escala de la Unión Europea (UE).

Desde 2019, y tras una convocatoria de manifestaciones de interés dirigida a la industria, la Comisión ha seguido elaborando nuevas reglas de categoría de huella ambiental de los productos y , posteriormente, las Conclusiones del Consejo de octubre de 2019 (3) acogieron con satisfacción el proyecto piloto de la metodología de la huella ambiental de la UE y todas las iniciativas de apoyo a la comunicación de los impactos ambientales basadas en el proyecto piloto de huella ambiental.

Nuevo Plan de acción para la economía circular por una Europa más limpia y más competitiva

El Pacto Verde Europeo tiene por objeto movilizar a las industrias en favor de una economía limpia y circular y subraya que es necesaria una información fiable, comparable y verificable para que los compradores puedan tomar decisiones más sostenibles y reducir el riesgo de “blanqueo ecológico”. Siguiendo este postulado, en su Comunicación “Nuevo Plan de acción para la economía circular por una Europa más limpia y más competitiva”, la Comisión subrayó que las empresas debían justificar sus alegaciones ambientales utilizando los métodos de la huella ambiental de los productos y las organizaciones y se compromete a probar la integración de estos métodos en la etiqueta ecológica de la UE.

Paralelamente, en la Comunicación “Nueva Agenda del Consumidor Reforzar la resiliencia del consumidor para una recuperación sostenible”, se indica que para promover más actuaciones empresariales voluntarias, la Comisión prevé trabajar con los operadores económicos a fin de alentarles a formular promesas voluntarias para dar a conocer a los consumidores la huella ambiental de la empresa, mejorar su sostenibilidad y reducir el impacto sobre el medio ambiente.

Por último, en las Conclusiones del Consejo, de diciembre de 2020, se señaló que el método de la huella ambiental de los productos podría ser un método básico para elaborar diversas herramientas de la política de productos de la UE y del marco para los productos sostenibles, teniendo también en cuenta otros métodos adecuados.

Actualización de la Recomendación 2013/179/UE

A la luz de los avances señalados la Comisión ha considerado actualizar la Recomendación 2013/179/UE con el fin de integrar los avances técnicos de la fase piloto, en particular

  • la elaboración de reglas sectoriales y de categoría, y
  • proporcionar de este modo una base sólida para avanzar en el desarrollo de políticas y su aplicación.

Para ello se deberá facilitar que las empresas calculen su comportamiento ambiental basándose en información fiable, verificable y comparable, y que otros agentes (administraciones públicas, organizaciones no gubernamentales, socios comerciales, entre otros) tengan acceso a dicha información. También se deberá mejorar el desarrollo de una base de datos europea de la huella ambiental.

Utilización de los métodos de la huella ambiental de los productos (HAP) y de la huella ambiental de las organizaciones (HAO) en las políticas de los estados miembros

Se recomienda a los Estados miembros:

  • Que utilicen el método de la HAP o el método de la HAO, y las Reglas de categoría de huella ambiental de los productos RCHAP) y las Reglas sectoriales de huella ambiental de las organizaciones correspondientes (RSHAO), en sus políticas voluntarias que impliquen la medición o la comunicación del comportamiento ambiental de productos u organizaciones en el ciclo de vida, según proceda, garantizando que tales políticas no creen obstáculos a la libre circulación de mercancías en la UE.
  • Que consideren válidas la información o las alegaciones sobre el comportamiento ambiental en el ciclo de vida que se basen en la aplicación del método de la HAP o del método de la HAO, y las RSHAP y RSHAO correspondientes, en los regímenes nacionales relevantes que impliquen la medición o la comunicación del comportamiento ambiental de productos u organizaciones en el ciclo de vida.
  • Que emprendan esfuerzos para ampliar la disponibilidad de datos sobre el ciclo de vida de gran calidad adoptando medidas para desarrollar, revisar y facilitar bases de datos nacionales y que contribuyan a enriquecer las bases de datos públicas existentes, sobre la base de los requisitos de las series de datos conformes a la huella ambiental. Debería garantizarse la coherencia entre las distintas bases de datos entre sí.
  • Que contribuyan a los esfuerzos de la Comisión en el ámbito de la disponibilidad de series de datos conformes con la huella ambiental de alta calidad.
  • Que proporcionen asistencia y herramientas a las pymes para ayudar a estas empresas a medir, mejorar y comunicar el comportamiento ambiental de sus productos u organizaciones en el ciclo de vida sobre la base del método de la HAP o del método de la HAO, y las RCHAP y las RSHAO. Al hacerlo, las autoridades deberían evitar duplicar las herramientas existentes, siempre que sean adecuadas para su finalidad.
  • Que fomenten el uso del método de la HAO y las RSHAO correspondientes, en su caso, para la medición o la comunicación del comportamiento ambiental de las organizaciones públicas en el ciclo de vida.
  • Que promuevan y apoyen el uso de métodos de la HAP y la HAO a escala internacional, en particular, en foros multilaterales o en relación con sistemas de medición o comunicación del comportamiento ambiental en el ciclo de vida. Al hacerlo, las autoridades deberían considerar la posibilidad de proporcionar asistencia y herramientas a las pymes de los países socios de la UE para la medición y mejora del comportamiento ambiental en el ciclo de vida de cualquier producto intermedio o semielaborado que produzcan.

Utilización de los métodos de la HAP y de la HAO por parte de empresas y otras organizaciones privadas

Se recomienda a las empresas y otras organizaciones privadas que decidan medir o comunicar el comportamiento ambiental de sus productos o de sus organizaciones en el ciclo de vida:

  • Que utilicen el método de la HAP y el método de la HAO, y las RCHAP y RCHAO correspondientes, para la medición o la comunicación del comportamiento ambiental de sus productos u organizaciones en el ciclo de vida.
  • Que contribuyan a la revisión de las bases de datos públicas y a enriquecerlas con datos sobre el ciclo de vida de gran calidad, en consonancia con los requisitos relativos a las series de datos conformes a la huella ambiental. Contribuir a los esfuerzos de la Comisión en el ámbito de la disponibilidad de series de datos conformes con la HA de alta calidad.
  • Que consideren la posibilidad de prestar apoyo a las empresas, en particular a las pymes, en sus cadenas de suministro para que faciliten información basada en la HAP o en la HAO o las RCHAP y RSHAO, y mejoren el comportamiento ambiental de sus organizaciones y de sus productos en el ciclo de vida.
  •  

Se recomienda a las asociaciones industriales:

  • Que promuevan entre sus miembros el uso del método de la HAP y del método de la HAO, y las RCHAP y RSHAO correspondientes.
  • Que contribuyan a la revisión de las bases de datos públicas y a enriquecerlas con datos sobre el ciclo de vida de gran calidad, en consonancia con los requisitos relativos a las series de datos conformes a la huella ambiental. Contribuir a los esfuerzos de la Comisión en el ámbito de la disponibilidad de series de datos conformes con la HA de alta calidad.
  • Que proporcionen herramientas de cálculo simplificadas y conocimientos especializados a sus pymes miembros para ayudar a estas empresas a calcular el comportamiento ambiental de sus productos u organizaciones en el ciclo de vida sobre la base del método de la HAP o del método de la HAO, y las RCHAP y RSHAO correspondientes.
  • Que promuevan y apoyen el uso de métodos de la HAP y la HAO a escala internacional, en particular, en foros multilaterales o en relación con sistemas de medición o comunicación del comportamiento ambiental en el ciclo de vida.

Utilización de los métodos de la HAP y de la HAO, y las RCHAP y RSHAO correspondientes, en regímenes relacionados con la medición o la comunicación del comportamiento ambiental en el ciclo de vida

Los regímenes relacionados con la medición o la comunicación del comportamiento ambiental en el ciclo de vida deberían utilizar el método de la HAP y el método de la HAO y las RCHAP y RSHAO correspondientes como método de referencia para la medición o comunicación del comportamiento ambiental en el ciclo de vida de los productos y las organizaciones.

Utilización de los métodos de la HAP y de la HAO y las RCHAP y RSHAO correspondientes por parte de la comunidad financiera

Se recomienda a los miembros de la comunidad financiera, cuando proceda:

  • Que promuevan el uso de información sobre el comportamiento ambiental en el ciclo de vida calculado sobre la base del método de la HAP o del método de la HAO y las RCHAP y RSHAO correspondientes en la evaluación del riesgo financiero relacionado con dicho comportamiento.
  • Que promuevan el uso de información basada en los estudios de la HAO en su evaluación de los niveles de rendimiento para determinar el componente ambiental de los índices de sostenibilidad.
  • Que promuevan y apoyen el uso de métodos de la HAP y la HAO a escala internacional, en particular, en foros multilaterales o en relación con sistemas de medición o comunicación del comportamiento ambiental en el ciclo de vida.

 

Deja un comentarioCancelar respuesta