Mercado único digital: los negociadores de la UE logran un avance decisivo en la modernización de las normas sobre derechos de autor

hqdefault

El Parlamento Europeo, el Consejo de la UE y la Comisión alcanzaron el 13 de febrero de 2019 un acuerdo político que adapta las normas sobre derechos de autor a la era digital en Europa y aporta beneficios tangibles a todos los sectores creativos, la prensa, los investigadores, los educadores, las instituciones de patrimonio cultural y los ciudadanos. El acuerdo político adaptará las normas sobre derechos de autor al mundo actual, en el que los servicios de streaming de música, las plataformas de vídeo a la carta, los agregadores de noticias y las plataformas de contenidos cargados por los propios usuarios se han convertido en las principales vías de acceso a obras de creación y artículos de prensa. El Parlamento Europeo y el Consejo de la UE tendrán ahora que confirmar el acuerdo en las próximas semanas. Una vez confirmado y publicado en el Diario Oficial de la UE, los Estados miembros tendrán 24 meses para incorporar las nuevas normas a su legislación nacional.

Un paso más en la adaptación de las normas sobre de autor a la era digital: El acuerdo alcanzado  forma parte de una iniciativa más amplia para adaptar las normas sobre derechos de autor de la UE a la era digital. En diciembre de 2018, los colegisladores de la UE acordaron nuevas normas para facilitar a los organismos de radiodifusión europeos la emisión televisiva de determinados programas en directo o a través de servicios en diferido online. Desde el 1 de abril de 2018, los europeos que compran o se abonan a películas, programas deportivos, música, libros digitales y juegos electrónicos en su Estado miembro de origen pueden acceder a esos mismos contenidos al viajar a otro país de la UE o residir temporalmente en él.

Mejor protección de los autores e intérpretes europeos y del periodismo: La nueva Directiva consolida la posición de los autores e intérpretes europeos en el entorno digital y favorece el periodismo de calidad en la UE. En particular, la Directiva aporta:

  • – beneficios tangibles para todos los sectores creativos, y más concretamente los creadores y actores de los sectores audiovisual y musical, al reforzar su posición frente a las plataformas para que puedan tener mayor control sobre el uso de sus contenidos cargados en ellas por los usuarios y recibir a cambio una remuneración;
  • – por primera vez se consagra en la legislación europea sobre derechos de autor el principio de una remuneración adecuada y proporcionada para los autores e intérpretes;
  • – los autores e intérpretes tendrán acceso a información transparente sobre la manera en la que editores y productores explotan sus obras e interpretaciones, de modo que les resultará más fácil negociar futuros contratos y recibir una cuota más equitativa de los ingresos generados;
  • – si los editores o productores no explotan los derechos que los autores y e intérpretes les han cedido, estos podrán revocarlos;
  • – los editores de prensa europeos disfrutarán de un nuevo derecho que les facilitará negociar la reutilización de sus contenidos en las plataformas en línea y gracias al cual los periodistas podrán recibir una cuota mayor de los ingresos generados por la utilización online de las publicaciones de prensa, derecho que no afectará a los ciudadanos ni a los usuarios individuales, quienes podrán seguir consultando y compartiendo enlaces y titulares como hasta ahora.

Nuevas normas que favorecen los intereses de los ciudadanos y los usuarios de internet:  Los usuarios saldrán beneficiados de las nuevas normas en materia de licencias, que les permitirán cargar legalmente contenidos protegidos por derechos de autor en plataformas tales como YouTube o Instagram. Pero también gozarán de salvaguardias en materia de libertad de expresión cuando carguen vídeos que contengan contenidos sometidos a derechos de autor, por ejemplo, a través de memes o parodias. Se preservarán los intereses de los usuarios mediante mecanismos eficaces para impugnar rápidamente cualquier supresión injustificada de sus contenidos por las plataformas.

Los centros de investigación, las universidades y otros usuarios podrán aprovechar al máximo el creciente número de publicaciones y datos online para fines de investigación y demás, gracias a una excepción a los derechos de autor que hará posible la minería de textos y datos a partir de grandes conjuntos de datos. Esto, además, favorecerá el desarrollo del análisis de datos y la inteligencia artificial en Europa. Estudiantes y profesores podrán utilizar material protegido por derechos de autor en cursos online, incluso a través de las fronteras, para fines de ilustración en clase.

La conservación del patrimonio cultural de las colecciones de museos, archivos y otras instituciones de patrimonio cultural europeos no estará sujeta a restricciones de derechos de autor.

Los usuarios también tendrán acceso a obras, películas o grabaciones musicales que ya no se comercialicen en el mercado europeo, así como a una mayor variedad de obras audiovisuales europeas en plataformas de vídeo a la carta.

El usuario será plenamente libre de compartir con total seguridad jurídica copias de pinturas, esculturas y otras obras de arte de dominio público.

El texto acordado deberá ahora recibir el aval oficial del Parlamento Europeo y el Consejo. Una vez confirmado y publicado en el Diario Oficial de la UE, los Estados miembros tendrán 24 meses para incorporar las nuevas normas a su legislación nacional.

Leer más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s