Mesa redonda sobre las “Decisiones judiciales en materia arbitral de 2017”

DSCN5800 (3)

El 1 de diciembre de 2017 tuvo lugar en el Auditorio de la firma de Abogados Uría & Menéndez una mesa redonda sobre las “Decisiones judiciales en materia arbitral de 2017”, patrocinado por el Club Español de Arbitraje y el CEA Mujeres. Intervinieron José Carlos Fernández Rozas, Catedrático de Derecho internacional privado de la Universidad Complutense, Fernando Pantaleón, Ex magistrado del Tribunal Supremo, Jesús Pérez de la Cruz, Socio de Pérez de la Cruz – Trillo Garrigues y Jesús Remón, Socio de Uría Menéndez. Actuó de moderadora María José Menéndez, Socia Directora de Ashurst en Madrid.

.

La nota de flexibilidad permite una interpretación amplia y extensiva tanto del ámbito del convenio arbitral como de la delimitación del objeto de la controversia en el seno del procedimiento arbitral

Resultado de imagen de permuta financiera swap banco bilbao vizcaya

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, sala Civil y Penal, Sección Primera, de 20 de junio de 2017 desestima una acción parcial de un laudo arbitral al entender que “no existen dudas de que ha existido una estimación parcial de la demanda arbitral, ya que en el Laudo se hace constar que existe estimación sustancial de las peticiones de la parte actora”. Considera la sala que el tribunal arbitral “puede resolver cuestiones que sean consecuencia lógica y obligada de las que se han planteado, conclusiones derivadas de la naturaleza jurídica del compromiso arbitral que se hallan corroboradas por la interpretación que ha de darse al acuerdo contractual delimitador de aquellas cuestiones controvertidas y pendientes objeto de arbitraje; en cuya operación ha de tenerse en cuenta el espíritu y finalidad que haya presidido el negocio infiriéndolos de las circunstancias concurrentes y de la total conducta de los interesados, teniendo importancia muy relevante la conexión que el acto o negocio guarde con otros que le hayan servido de antecedente. La nota de flexibilidad permite una interpretación amplia y extensiva tanto del ámbito del convenio arbitral como de la delimitación del objeto de la controversia en el seno del procedimiento arbitral, que se extiende a cuantas cuestiones instrumentales o derivadas pudieran surgir en relación a la controversia principal.

Al hacer valer la declinatoria arbitral prevalece la falta de jurisdicción del juzgado civil que impide el conocimiento, ante dicho órgano jurisdiccional, de las acciones inicialmente acumuladas

¿Qué es una Sociedad Rectora?

El Auto de la Audiencia Provincial de Barcelona, Sección Cuarta, de 25 de abril de 2017, confirma una declinatoria arbitral. La parte apelante alegó, en síntesis: conforme a los arts. 71 y 72 LEC, la causa petendi se fundaba en unos mismos hechos, aun cuando las relaciones jurídicas de la actora con las mercantiles demandadas pudiesen ser distintas; el carácter inescindible de la acumulación de acciones ejercitada en la demanda; para dicha parte no resultaba posible dividir la continencia de la causa ante el riesgo de que puedan darse dos resoluciones contradictorias; y que no se puede obligar a BNP Paribas Securities Services Sucursal en España al ser parte del arbitraje porque no suscribió el contrato; y que el derecho de acceso a la jurisdicción ordinaria debe ser preferente al arbitraje cuando alguno de los que forman parte del litisconsorcio pasivo no se encuentre sometido a él. Frente a ello la Audiencia considera que “la acumulación de acciones sólo resulta posible en el caso de que el Juzgado sea competente para conocer de cada una de las acciones intentadas, pues otra solución supondría un grave quebranto de los principios procesales más elementales, a saber, que conforme al art. 238.1º LOPJ y el art. 225.1º de la LEC , será nula de pleno derecho la sentencia que sea pronunciada por un tribunal con falta de jurisdicción y, es evidente que, en el supuesto que nos ocupa, el Juzgado de Primera Instancia, por renuncia expresa de la mercantil actora a la jurisdicción ordinaria en sus relaciones jurídicas con la Sociedad Rectora de la Bolsa de Valores de Barcelona S.A.U., carece de jurisdicción para conocer de la controversia. Desde el momento en que se hace valer esta cláusula por una de las partes, se pone en evidencia que el juzgado de primera instancia carece de jurisdicción para conocer de una de las acciones acumuladas, en este caso, contra la Sociedad Rectora de la Bolsa de Valores de Barcelona, S.A.U,, y de ello resulta la imposibilidad de conocer de ambas acciones, así acumuladas, tal y como se prevé en el art. 73.1.1º LEC” .

Validez de la sumisión a arbitraje de un contrato de permuta financiera regulado por las condiciones generales del contrato marco de operaciones financieras (CMOF)

Resultado de imagen de contrato marco de operaciones financieras

El Auto de la Audiencia Provincial de Barcelona, Sección Cuarta, de 16 de mayo de 2017, confirma una declinatoria arbitral inserto en un contrato de permuta financiera regulado por las condiciones generales del contrato marco de operaciones financieras (CMOF) suscrito por las partes litigantes. Tras realizar importantes consideraciones sobre los postulados de separabilidad del convenio arbitral y de competencia-competencia, la Audiencia considera que ” en el caso, no se ha acreditado la condición de consumidora de la entidad accionante, lo que desarrollaremos en adelante pero de lo que ya se desprenden dos consecuencias: la primera de que no puede aplicarse la prohibición de sumisión a arbitraje establecida en la Ley General de Defensa de Consumidores y Usuarios en el sentido de proclamar la nulidad radical de cláusulas de arbitraje que someta controversias relativas a relaciones con consumidores a arbitrajes distintos de los de consumo y la segunda que la cuestión que se somete a arbitraje es materia disponible al mismo, esto es, entra dentro del ámbito del art. 2  LA”. Considera también la Audiencia que “el hecho de que el contrato marco se otorgara con posterioridad no invalida la cláusula de sumisión arbitral pues el CMOF y sus anexos, como hemos visto, responden a modelos preestablecidos a los cuáles se adhiere el cliente/inversor, no resultando controvertido que, en el caso, se esté frente a una contratación por adhesión y a una contratación-tipo, sin que ello, en realidad, incida con los efectos pretendidos por la parte apelante en la presente controversia. Tanto el CMOF como sus anexos aparecen cada uno de ellos firmados expresamente por el representante de la parte actora”. La presente decisión debe relacionarse con la polémica Sentencia del Tribunal Supremo, Sala Primera, de 27 de junio de 2017.

El TSJ de Madrid desestima una acción de anulación por considerar que el laudo no incurrió en contradicciones internas, ni en arbitrariedad o sinrazón al valorar la prueba practicada, ni vulneró reglas imperativas

Resultado de imagen de Banco Bilbao swaps Permuta Financiera

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala CiVil y Penal, Sección Primera, de 23 de mayo de 2017, desestima una demanda de anulación de un laudo arbitral fundada en diversos motivos. La Sala considera que “la sola lectura de los argumentos contenidos en el laudo revela, de un modo patente, que su discurso no incurre en contradicciones internas, ni en arbitrariedad o sinrazón alguna al valorar la prueba practicada, ni vulnera reglas imperativas, ni propicia -antes al contrario- el menor enriquecimiento injusto de la demandada”.